Mexicano, premiado por estudio de enfermedad rara

La enfermedad de Takayasu no puede prevenirse, afecta la aorta y sus ramificaciones; puede tratarse si se descubre a tiempo.

29/10/2010 12:27
AA

 Dentro del Área Clínica, categoría joven, fue galardonado con el premio Rosenkranz  el doctor mexicano Alejandro Ricalde Alcocer por su investigación Valoración pre y post tratamiento de la actividad inflamatoria en pacientes con Arteritis de Takayasu. Correlación entre los criterios clínicos y tomografía por emisión de positrones (PET)

 
¿Qué es la Arteritis de Takayasu? 
 
De acuerdo con la publicación Harrison Principios de Medicina Interna, la Arteritis de Takayasu es una enfermedad inflamatoria de etiología desconocida que afecta a la aorta y a sus ramificaciones, incluyendo la arteria carótida.
 
A pesar de haber sido encontrada en todo el mundo, su frecuencia se da mayoritariamente en mujeres jóvenes de Asia. Las mujeres con esta enfermedad superan en número a los hombres por 8 a 1, y la edad de comienzo se encuentra entre los 15 y los 30 años.
 
En el mundo occidental, la arteriosclerosis es una causa más frecuente de obstrucción de los vasos sanguíneos.
 
La frecuencia, incluso a nivel mundial, es baja. Según platicó el doctor Alejandro Ricalde en entrevista exclusiva para SUMEDICO, en el mundo pueden darse hasta 2 casos por cada millón de personas. Y en cuestión de géneros, se da con mayor frecuencia en las mujeres: aproximadamente 10 mujeres por cada hombre.
 
Encima, la Arteritis de Takayasu es una enfermedad que no puede prevenirse ya que, hasta el momento, no se tiene una causa establecida, “es una enfermedad de etiología desconocida”, comentó el doctor Ricalde.
 
“La enfermedad se da en dos fases, una aguda, que generalmente pasa desapercibida, y una crónica, sin embargo, cuando no se detecta a tiempo, la fase crónica puede ser devastadora, ya que las arterias del cuerpo comienzan a inflamarse o bien a estrecharse”, afirma el especialista. 
 
Una de las cosas más importantes que deben hacerse para controlar la enfermedad es detectar los momentos de mayor actividad inflamatoria, ya que las complicaciones de la enfermedad dependen en gran medida del tiempo durante el cual el paciente muestre esta inflamación arterial. 
 
“Lo que se buscó con el estudio fue ver si los criterios clínicos podían ayudarse de la Tomografía por Emisión de Positrones (PET, por sus siglas en inglés), un sistema que permite valorar la actividad metabólica a nivel celular por estudio de imagen.
 
“Esto nos permitió valorar las células inflamadas y determinar si los pacientes activos lo estaban realmente, ya que encontramos que el 40% de los pacientes que se creía no estaban activos, por los criterios clínicos comunes, sí lo estaban”, finalizó el doctor, no sin hacer hincapié en la importancia que tiene este estudio para controlar con mayor éxito una enfermedad tan poco común en México y en el mundo.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: