Mexicanos estudian genética del cáncer

En investigaciones por separado, buscan identificar signos que avisen sobre el cáncer de mama y el cervicouterino.

07/09/2010 12:10
AA

De acuerdo con información del Instituto Nacional de Medicina Genómica (INMEGEN), investigadores mexicanos están estudiando los genes implicados en el cáncer de mama y en el cáncer cervicouterino.

En agosto pasado se presentó el “Estudio proteómico en cáncer de mama para la identificación de nuevos biomarcadores y blancos terapéuticos del cáncer”, el cual busca la identificación de signos que advierten sobre el riesgo de esta enfermedad, a fin de poder prevenirla tempranamente en las mujeres.

La conferencia fue coordinada por el doctor Juan Pablo Reyes Grajeda, Responsable de la Unidad de Protéomica Médica del INMEGEN e impartida por la doctora Nora Andrea Gutiérrez Nájera, investigadora asociada del instituto.

Gutiérrez Nájera explicó que el cáncer de mama es una colección de enfermedades que tienen distintas características de gran variabilidad genómica. En México, la mayoría de las detecciones se realiza ya en etapa tardía, lo que lo convierte en un problema de salud pública.

Por esta razón se impulsa el proyecto “Estudio proteómico en cáncer de mama para la identificación de nuevos biomarcadores y blancos terapéuticos del cáncer”, el cual tiene como objetivo realizar un estudio explorativo en proteínas de cáncer mamario a través de un enfoque comparativo para el descubrimiento de biomarcadores de esta enfermedad; es decir, se trata de identificar las células genéticas que dan origen al mismo.

Por otra parte, en julio, se presentó el proyecto “Genética molecular del cáncer”, impartida por el doctor Patricio Gariglio Vidal, Investigador del Departamento de Genética y Biología Molecular del Centro de Investigación y Estudios Avanzados del IPN.

El experto explicó que en el cáncer cervicouterino (CaCu) intervienen y cooperan diversos genes que desregulan la proliferación, la diferenciación y otras características de las células normales, transformándolas en neoplásicas, es decir cancerosas.

Esto pone en evidencia la importancia de entender los mecanismos a nivel
molecular que participan en el desarrollo del CaCu con la finalidad de implementar nuevas estrategias de diagnóstico y de terapia, así como medidas preventivas más efectivas para su control.

Además presentó modelos animales útiles para estudiar métodos que reviertan o eviten el desarrollo del cáncer.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: