Mexicanos fuman a edad muy temprana

La información sobre las consecuencias del tabaquismo debería difundirse desde la edad preescolar, asegura experto en neumología.

29/05/2012 8:10
AA
En México cada vez se fuma más y en edades más tempranas, aseguró Fernando Cano Valle, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la UNAM, quien al mismo tiempo señaló que gracias a esto puede admitirse que la legislación para combatir el consumo de tabaco en el país no ha sido suficiente. 
 
Para Cano Valle, el tabaquismo debería ser abordado como un problema social y no sólo de salud, porque para su desarrollo se necesitan factores educativos, legales y preventivos.
 
“Se convierte en un problema médico hasta que se llega a la adicción a la nicotina, o por las enfermedades relacionadas a su consumo o inhalación”, indicó.
 
Es por ello que el especialista en neumología considera que lo importante es dar capacitación a personal especializado en salud para combatir el problema de manera preventiva y no desde la curativa. Señaló también que la información sobre las consecuencias del tabaquismo debe comenzar a difundirse en escuelas desde edad preescolar y no hasta la adolescencia. 
 
Según Cano Valle, el integrante del Núcleo de Estudios en Salud y Derecho del IIJ, la edad promedio para un fumador debutante es entre los nueve y los 10 años. 
 
De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaquismo podría provocar la muerte de hasta ocho millones de personas al año, para 2030, si no se adoptan las medidas necesarias para disminuir su consumo. 
 
En México, según las cifras de la Organización Panamericana de la Salud, el panorama no es alentador, ya que de acuerdo con el organismo, el tabaquismo provoca la muerte de 165 persona al día, alrededor de 60 mil personas al año. 
 
Además es factor de riesgo para seis de las ocho principales causas de mortalidad: cardiopatía isquémica; enfermedades cerebro-vasculares; infecciones de vías respiratorias inferiores; enfermedad pulmonar obstructiva crónica; cáncer de tráquea, bronquios y pulmones; así como generador de complicaciones para la tuberculosis.
 
“Desde hace un par de años se ha demostrado que el humo del tabaco no sólo afecta a los fumadores y a los pasivos; es incuestionable el daño del tabaco al humano. No tengo duda de que el fumador transfiere los contaminantes a su medio ambiente”, afirmó el doctor Fernando Cano.
 
Finalmente, el doctor Cano fue enfático al señalar que los fumadores deben comprender el daño que hacen a los demás, ya que en muchos casos no tienen conciencia de ello, para que esto los motive a dejar su afición por la nicotina. (Con información de El Universal)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: