Mexicanos no tienen hábitos de salud bucal

Lavarse los dientes tres veces al día, usar hilo dental, cambiar el cepillo de dientes cada dos meses, necesario para no fomentar enfermedades.

20/07/2011 9:18
AA

“El peor hábito es no mantener una higiene y salud bucal”, afirmó a SUMEDICO el dentista Ricardo Mitrani, al destacar que, por poco creíble que parezca, en la población adulta hay muy poca conciencia de que se debe de tener un régimen de control en el cuidado de la dentadura, que implica tanto la visita periódica al especialista, como el mantener una rutina de cepillado por lo menos tres veces al día, junto con el uso de hilo dental y enjuague.

Para lucir una amplia y agradable sonrisa, debemos cultivar hábitos saludables como lavarnos los dientes por lo menos tres veces al día, usar hilo dental, enjuague bucal y mantener una sana alimentación.

Pero lamentablemente lo que prevalece, subrayó el experto, son los malos hábitos, entre los cuales se destacan:

Someterse a gran estrés.- Si bien la vida actual nos lleva a mantener un gran estrés, el hecho es que pocas personas hacen algo para eliminarlo o al menos disminuirlo (como podría ser el ejercicio), y esto también va en contra de nuestra salud bucal pues presenta un proceso de bruxismo, es decir de desgaste por fricción o “rechinido” de dientes.

Este “rechinido” generalmente se registra durante el sueño profundo, lo cual causa el desgaste de los dientes con el riesgo de la pérdida del esmalte, así como dolor en mejillas, cuello, espalda. También pueden desarrollarse “clics” de la articulación temporo mandibular (ATM) o de la mandíbula con el cráneo, lo cual es causa de dolor.

Para controlar el bruxismo es necesario utilizar una férula de relajación para dormir (similar a un protector bucal pero más fino).

Mala atención de la diabetes.- Pese a que es una enfermedad muy seria, que puede incluso llevarnos a la muerte por un coma, muchos de los pacientes no son cuidadosos de llevar puntualmente su tratamiento, ni toman las medidas necesarias en su dieta, por lo que al mantenerse elevados o irregulares los niveles de glucosa en la sangre, estos provocan inflamaciones generalizadas y persistentes en las encías, lo cual puede provocar que se desprendan los dientes.

Cepillados traumáticos.- El exagerar en el cepillado, es decir pasar el cepillo de forma muy fuerte y durante varias repeticiones en una misma sesión de limpieza, es también contraproducente, pues se lastiman las encías al grado de provocar recesión, es decir que se contraigan o encojan al grado de comenzar a dejar al descubierto los dientes, incluso desde su raíz, lo cual provoca que estos se separen o abran, e incluso pueden caerse. Este daño a las encías puede llegar a ser tan severo que sólo pueden restituirse con técnicas quirúrgicas.

Tabaquismo.- Lastima a los dientes manchándolos, a los tejidos periodentales, como las encías, causa inflamaciones persistentes, pérdida de hueso, movilidad de piezas dentales (cuando estas se abren), entre otros.

Falta de cambio del cepillo.- Los mexicanos solemos utilizar un sólo cepillo durante todo un año, cuando lo recomendable es cambiarlo cada dos meses, máximo tres meses, porque al abrirse las cerdas se pierde la efectividad en la limpieza, dándose pauta al crecimiento de la placa dento-bacteriana.

Alto consumo de carbohidratos y azúcares.- Alimentos como el arroz, pastas y pan, junto con los dulces, son agentes que favorecen generación de caries y, por ende, a mayor consumo de estos mayores dientes dañados.

Morder objetos.- Ya sean plumas, tapas de botellas, e incluso las uñas, el caso es que los dientes no se hicieron para eso, tampoco para abrir bolsas de frituras o panecillos y menos aún botellas de refrescos; cuando hacemos este tipo de acciones, lo único que hacemos es forzar nuestros dientes al grado de que se puedan aflojar y caer, además de desgastar el esmalte de estos.

(*) Ricardo Mitrani, odontólogo. Tiene Maestría en Ciencias (MSD) del departamento de Odontología Restaurativa Universidad de Washington. Afiliado a diversas organizaciones como: American College of Prosthodontists. (ACP), Academy de Osseointegration. (AO), Washington State Society of Prosthodontists (WSSP), American Academy of Fixed Prosthodontics (AAFP), Hispanic Dental Association. (HDA), Internacional College of Dentists (ICD).

Es también consultor Científico y miembro del consejo editorial de “Dental Press de Estética” (Revista oficial de la Academia Brasileira de Odontología Estética) y ha escrito numerosas publicaciones científicas sobre Implantología Oral, Odontología Estética.

Puede contactarlo a través de twitter: @drmitrani


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: