¿Por qué no debes mezclar alcohol y cafeína?

La combinación del alcohol y la cafeína puede la alterar la neuroquímica cerebral.

25/01/2019 6:47
AA
mezclar alcohol con cafeína peligros

El consumo de bebidas energetizantes y otras preparaciones continúa de moda y en aumento, especialmente porque el mercado está lleno de esta clase de productos; sin embargo, es importante conocer por qué no debes mezclar alcohol con cafeína.

Este tipo de preparados es estimulante y recreativo, ya que suelen combinarse bebidas como whisky o vodka con bebidas energetizantes y aquellas altas en cafeína, pero puede tener serias consecuencias para la salud y bienestar.

El mayor riesgo del consumo está en la combinación de estas bebidas por los efectos de sustancias psicoestimulantes que contienen, pues alteran tanto los sentidos, conductas e, incluso, la actividad cerebral.

Te recomendamos: Mitos sobre el uso del brasier desmentidos por la ciencia

bebidas alcohólicas con cafeína

Mezclar alcohol y cafeína modifica el cerebro

A pesar de que existe la creencia de que tomar café ayuda a disminuir los efectos del alcohol, Robert Swift, director asociado del Centro de Estudios sobre el Alcohol y Adicciones de la Universidad de Brown, señala que esta decisión no es recomendable porque la cafeína refuerza el efecto del alcohol durante el sueño, además de que engaña al cerebro al darle una sensación de que se está menos ebrio.

El alcohol hace que se active la producción de un químico llamado adenosín monosfato cíclico, que es lo que provoca que una persona se sienta con más energía, desinhibida, alegre y con muchas ganas de hablar.

A su vez, hace que se liberen otros neutransmisores que desaceleran procesos cerebrales, lo cual genera cansancio, disminución del tiempo de reacción y confusión.

Cuando la cafeína ingresa al organismo, refuerza los efectos del adenosín y engaña al cerebro al ocultar el efecto sedante del alcohol, dando a la persona una falsa sensación de que se esté menos ebrio y se tiene mayor control de la situación.

Asimismo, si la cafeína permanece mucho tiempo en el cuerpo, refuerza el efecto del alcohol cuando la persona esté durmiendo, lo que hace que el cerebro esté activo por más tiempo, provocando que no se logre descansar.

Conoce más sobre: Drogas que afectan el deseo sexual

Peores consecuencias para los adolescentes

De acuerdo con una investigación de la Universidad de Purdue, Estados Unidos, explica que mezclar alcohol con cafeína en bebidas puede tener efectos duraderos en su desarrollo neuronal.

Esta combinación es capaz de alterar la neuroquímica del cerebro, revela el investigador Richard van Rijn, quien además asegura que sus cerebros han cambiado de tal modo que tienen mayores probabilidades de abusar de sustancias naturales o placenteras de adultos, tal como la cocaína.

Por último, cabe señalar que tanto el alcohol como el café, son bebidas que deshidratan, por lo que una vez pasados los efectos de ambos, el organismo manifiesta que se deben reponer los líquidos perdidos a través de la sed.

Con información de 20 minutos y Pijamasurf


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: