¿Qué es la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides?

ICSI, por sus siglas en inglés, Intra Cytoplasmic Sperm Injection

10/09/2018 1:10
AA
microinyección intracitoplasmática

La Fecundación in Vitro con microinyección intracitoplasmática, también conocida como ICSI por sus siglas en inglés (Intra Cytoplasmic Sperm Injection), es una técnica de reproducción asistida relativamente nueva y de alta complejidad, con una tasa de fecundación de un 70-75%.

La microinyección intracitoplasmática es un procedimiento que permite que las parejas con casos graves de infertilidad masculina puedan ser candidatas a la Fecundación in Vitro (FIV), sin necesidad de usar el semen de un donante.

Desarrollada en Bélgica en 1992, la ICSI consiste en la inyección de un solo espermatozoide directamente en el citoplasma de un óvulo maduro mediante una aguja microscópica. La muestra del espermatozoide es seleccionada por un especialista con base en la observación o mediante el uso de la preselección de espermatozoides (PICSI).

En el siguiente video, el doctor Jean Paul Sulaiman, médico especialista en Biología de la Reproducción Humana de Ingenes, nos cuenta cómo se lleva a cabo la técnica PICSI para realizar el microinyección intracitoplasmática de espermatozoides.

 


Te recomendamos: Causas y diagnóstico de la infertilidad masculina

¿Cuándo se recomienda la microinyección intracitoplasmática de espermatozoides?

Como parte del tratamiento de la infertilidad masculina, la ICSI se recomienda a pacientes cuando:

  • Existe una baja concentración de espermatozoides en el semen del hombre.
  • No hay espermatozoides en el eyaculado del hombre (azoospermia).
  • Existen problemas de movilidad (astenozoospermia) y morfología (teratozoospermia) de los espermatozoides.
  • El ADN de los espermatozoides tiene un alto grado de fragmentación.
  • En cualquier caso en que los espermatozoides no tengan la capacidad de fertilizar al óvulo por sí mismos.
  • En casos en los que resulte imposible obtener una muestra de semen por medio de eyaculación.
  • Por causa inmune, cuando existe la presencia de un alto número de anticuerpos antiespermatozoides.

Cabe destacar que en aquellos casos en los que resulta imposible recuperar espermatozoides de buena calidad en la eyaculación, éstos pueden extraerse directamente del epidídimo o mediante una biopsia testicular.

La muestra seminal, bien proceda de eyaculado, punción o biopsia testicular o banco de semen, se valorará en el laboratorio mediante un seminograma y se procederá a su capacitación para recuperar los espermatozoides de mejor calidad.

Los ovocitos recuperados se someterán al proceso de decumulación, que es la eliminación de las células de la granulosa que rodean al ovocito mediante una combinación de métodos enzimáticos y mecánicos.

Una vez decumulados se valorarán al microscopio y aquellos que resulten ser aptos para la microinyección (ovocitos maduros o MII) se devolverán a un medio de cultivo y al incubador hasta la hora de la inseminación.

Conoce más sobre: ¿Qué son las técnicas de reproducción asistida?

Alrededor del 90% de los casos de infertilidad, como la azooespermia, astenozooespermia o teratozoospermia, pueden tener solución y, con un tratamiento de fertilidad personalizado, cumplir el sueño de ser padres.

Si tú y tu pareja tienen mucho tiempo intentando ser padres pero no lo logran, es muy  importante que acudan con un especialista en fertilidad, en Ingenes cuentan con un área de Andrología para detectar y atender padecimientos que afectan la fertilidad del hombre.

Para más información sobre los servicios y el Programa Diagnóstico de Ingenes, donde 9 de cada 10 parejas logran tener un bebé, visita: https://www.ingenes.com/primeros-pasos/


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: