Mitad de los hombres se niegan a crecer

Padecen el síndrome de Peter Pan, que de acuerdo con psicólogo español, también determina su comportamiento sexual.

18/10/2010 3:34
AA

Peter Pan si existe y está representado en al menos la mitad de los hombres que habitan la Tierra, señala el psicólogo español Antoni Bolinches.

Son hombres que se niegan a crecer, son inmaduros, egoístas y su actitud es determinante en sus relaciones sexuales explica el especialista.

Además de infantiles y de carácter inseguro, es la falta de cariño lo que causa que presenten el llamado síndrome Peter Pan, un comportamiento que se ve ahora con más frecuencia por algunos cambios sociales, uno de los más importantes, es el cambio del comportamiento sexual de la mujer.

El término síndrome de Peter Pan, se acepta en psicología desde la publicación del libro The Peter Pan Syndrome: Men Who have never grown up, de Dan Kiley.

Los Peter Pan modernos no quieren madurar, son a veces solitarios y sus carencias determinan su comportamiento,  incluso en el sexo señala el psicólogo, autor del libro Peter Pan puede crecer.

Bolinches define cinco características del hombre que se cree Peter Pan: alto grado de necesidad afectiva, egocentrismo, poca resistencia a la frustración, escasa capacidad de autocrítica y dificultad para aceptar relaciones de igualdad con el sexo contrario.

Según el psicólogo, toda mujer se ha topado con un Peter Pan en algún momento de su vida y hace una clasificación de acuerdo a su comportamiento sexual:

Seductor: Sólo quiere gustar. Es agraciado y tiene una muy buena opinión de sí mismo. Al tener éxito con las mujeres resulta ser mejor seductor que amante, no le importa dejar satisfecha a su pareja, sólo quedar complacido de su conquista. Seduce, pero le resulta indiferente si proporciona o no placer. A modo de ejemplo, si tuviera problemas físicos de índole sexual, como eyaculación precoz, ni siquiera les pondría remedio.

Narcisista: Tiene un buen físico pero no una buena opinión de sí mismo. Busca por ello chicas atractivas para reforzar su narcisismo. Sexualmente funciona mejor que el seductor, pues el narcisista se preocupa por dar placer y estar a la altura de su físico.

Intelectual: Satisfecho consigo mismo pero no con su cuerpo. Por ello utiliza su inteligencia para dominar psicológicamente generando así relaciones dominación-sumisión.

Servicial: En palabras del psicólogo, “el mejor para la mujer”. No está satisfecho consigo mismo, ni física ni intelectualmente. Por ello aprovecha todas sus posibilidades en el ámbito sexual y se esfuerza al máximo por dejar satisfecha a su pareja, ya que tiene miedo a ser abandonado.

Es, en opinión de Bolinches, la eterna historia: “Ninguna mujer quiere al servicial, todas quieren seguir siempre sufriendo por el seductor”.

El hombre se puede recuperar del síndrome Peter Pan, necesita a su lado una mujer madura que le de suficiente amor y le haga comprender que tiene que evoucionar.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: