Mitos y realidades de la vista

Comer zanahoria y no ver tan cerca la televisión, ¿benéfico para la vista? Descubre aquí verdades y mentiras.

24/03/2011 7:25
AA

Existen muchas creencias a cerca de lo que es bueno y malo para nuestros ojos, que nos mejora la vista y qué nos la perjudica.

Uno de estos mitos es que ver la televisión muy de cerca daña los ojos, y la realidad es que no existe ninguna prueba que verifique dicha afirmación, al respecto la Academia Americana de Oftalmología (AAO) afirma que, los niños pueden enfocar de cerca sin desarrollar cansancio ocular mejor que los adultos, aunque el hecho de que una persona se ponga muy cerca del televisor puede indicar que es miope.
 
Otro de los mitos es cuando dicen a los niños “no hagas bizcos porque así te quedarás”, pues de acuerdo con los especialistas esto no ocurre, sin embargo si involuntariamente se le va un ojo al niño hay que pedir consulta con el oftalmólogo.
 
Un  mito más de los que existen es que los padres creen que porque ellos tienen problemas de la vista se los heredarán a sus hijos, pero no siempre es así, sólo hay que consultarlo oportunamente con el pediatra.
 
Por otra parte el comer zanahorias recurrentemente sí puede mejorar la vista por que es rica en vitamina A, pero eso no garantiza una buena vista, ayuda más el comer balanceadamente para tener todas las vitaminas y nutrimentos necesarios para poder ver bien.
 
El usar la computadora no afecta a la vista como usualmente se piensa, lo que sí ocurre es que al estar concentrados tanto tiempo en un punto fijo como es la pantalla de la computadora hace que se nos resequen los ojos y tengamos que tomar descansos cada cierto tiempo.
 
También es falso que un hijo de padres con ojos azules no pueda tener ojos marrones, o viceversa, es algo poco habitual, pero si puede suceder.
 
Del mismo modo el tamaño de los ojos sí cambia conforme el bebé crece, un bebé no puede tener los ojos del tamaño adulto.
 
El hecho de que usar lentes todo el tiempo aumenta los problemas de la vista es falso, pues eso es un factor genético y va cambiando con forme el tiempo pasa, y poco tiene que ver con la frecuencia del uso. (Con información de Kidshealth)

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: