Mitos y realidades del huevo y la gallina

Expertos del Instituto Nacional Avícola niegan que a los pollos se les de hormonas para que crezcan más rápido.

05/07/2011 11:10
AA

Es falso que se utilice el clembuterol para engordar a las gallinas, así como que el huevo haga daño por su alto contenido en colesterol, afirmaron especialistas del Instituto Nacional Avícola, al explicar que estudios internacionales de la misma Organización Mundial de la Salud (OMS) refieren que estos alimentos son sumamente nutritivos y recomendados para toda la familia.

En conferencia de prensa, Maritza Tamayo, Asesora del Instituto Nacional Avícola. Calificó como “un gran mito” la afirmación de que los pollos se les da alimento con hormonas o se les inyectan para que crezcan más rápido, puesto que esto elevaría en mucho los costos de producción, por ende no es conveniente para los productores.
 
Lo cierto es, puntualizó, que actualmente se ha logrado un mayor desarrollo de estas aves, en un tiempo menor, a partir de una mejor nutrición de las mismas, así como a la manipulación genética de aquellas que se conocen como “pollos de engorda”, basada en la selección y combinación de razas , tal y como sucede con otro tipo de animales domésticos como son los perros, por ejemplo.
 
“La realidad es que no existe ninguna evidencia científica -sobre el uso de clembuterol- es un mito urbano al igual de aquel que a los pollos se les aplica la hormona de crecimiento, lo cual es totalmente improcedente pues esta sólo tiene efecto en humanos”.
 
Otra falsa creencia, abundó, es que se haga una manipulación para acelerar la ovulación de las gallinas ponedoras, dejándoles la luz encendida día y noche para que pongan hasta 2 veces al día huevos, con lo cual presuntamente se obtiene mayor producción. Esto simplemente no es posible porque son aspectos biológicos los que establecen los tiempos para la formación de un huevo.
 
“La realidad es que las gallinas producen un huevo cada 25 horas o cada 28 horas, depende de la edad de la gallina. No es posible que por medio de la luz se pueda manipular este proceso biológico”, precisó la doctora Covi Torre, maestra en Ciencias con especialidad en Alimentos en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional (IPN).
 
Por su parte, la nutrióloga Tere Rull aseguró que otro mito más es que el huevo tiene un alto contenido de colesterol, el cual se le atribuyó cuando en la década de los 80’s se registró un incremento en las muertes por infartos, encontrándose que esto obedeció a un alto contenido de colesterol en la sangre, por lo que los médicos hicieron una relación “lógica” con el huevo.
 
Sin embargo, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), no existe relación significativa entre el huevo y la mortalidad debida a enfermedades cardiovasculares, basándose esto en un estudio realizado en 24 países.
 
Por el contrario, agregó la experta, esta investigación puso en evidencia que los cuatro países con mayor consumo per cápita de huevo: Japón, México, España y Francia, tienen los índices más bajos de mortalidad por causa de dichos padecimientos.
 
“Por lo tanto, el consumo del huevo no contribuye al desarrollo de enfermedades cardiovasculares. En algunos individuos el estado de nutrición y cardioprotección puede mejorar aumentando el consumo de huevo. Ahora sabemos que los factores que provocan las ECV son el alcohol, tabaco, sedentarismo, estrés y la obesidad”, concluyó.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: