Mitos y realidades en remedios contra várices

Para este padecimiento no hay cura, las cremas sólo refrescan la piel; es necesario atender las venas internamente, dice especialista a SUMEDICO. n

26/05/2011 10:35
AA

Hay muchos medicamentos fuera del mercado que se anuncian para el alivio de las várices,  principalmente en televisión, pero  no tienen fundamento científicos ni están avalados medicamente, por lo cual sólo resultan placebos, afirmó el doctor Miguel Angel Sierra Juárez, especialista angiólogo.

Lo mismo ocurre con cremas, pomadas y tónicos, cuya única función es la de refrescar la piel, pero es falso que ayuden a disminuir las várices, pues además de que no hay cura, para poder atender esta enfermedad es necesario atender las venas vía interna.

En cuanto al uso de aspirina, apuntó que ésta se usa frecuentemente para atender irregularidades en los vasos arteriales, pero no tiene relación alguna con la condición de las venas.

Medicamentos y remedios contra molestias

El doctor Sierra Juárez destacó que no hay cura contras las várices, pero  los angiólogos basan principalmente el tratamiento para disminuir el desarrollo de éstas en el suministro de medicamentos llamados flebetónicos, los cuales están dirigidos principalmente al alivio de las paredes de las venas dañadas al calmar molestias como calambres e hinchazón.

Insistió en que los flebetónicos no pueden corregir anomalías anatómicas, es decir no curan, pero sí tienen efectos sintomáticos al disminuir o eliminar las molestias. Al ser un fármaco proveniente de las plantas, no hay contraindicación para su consumo, pero de preferencia debe de ser recetados por un angiólogo.

Una forma natural de ayudar a mejorar la circulación ascendente de la sangre, agregó, es recostarse y levantar las piernas durante media o una hora,  “es una alternativa importante pues  es el fenómeno natural para que la sangre regrese del pie al corazón, además de que es un momento de descanso

Otra alternativa para disminuir el avance y molestias de las várices son los masajes en las piernas, de forma ascendente, que se puede realizar con una crema de almendras o cualquier otra hidratante.

Existe también, refirió, el uso de medias de compresión, las cuales ayudan mantener la presión necesaria para que la sangre ascienda desde la base del pie hasta el corazón.

En estos casos, el angiólogo debe determinar el grado de presión que ha perdido la sangre para poder ascender (generalmente corresponde a 100 milímetros de mercurio y puede perderse hasta 30 ml), para determinar el grado de compresión que deben de tener estas medias para mejorar las condiciones del paciente.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: