Molécula humana es similar al cannabis

Se produce de manera natural, principalmente, en el sistema nervioso central y periférico

25/03/2014 6:11
AA

Especialistas del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav) estudian los endocannabinoides, moléculas que de manera natural produce el organismo y tienen similitud con los compuestos de la mariguana.

Estas moléculas se producen principalmente en el sistema nervioso central y periférico, explicó el investigador Carlos Miguel Villalón Herrera, en un comunicado.
 
Algunas de sus funciones es la modulación del estado de ánimo en el ser humano, además de efectos complejos sobre el sistema cardiovascular, y la regulación de una amplia gama de procesos biológicos.
 
La investigación, que formó parte del proyecto doctoral de Bruno Antonio Marichal Cancino, fue realizada en el Departamento de Farmacobiología del Cinvestav (Sede Sur), en colaboración con la Universidad Erasmus de Rotterdam, en Holanda.
 
“Una vez que se haya comprendido en su totalidad la suma de efectos inducidos por los endocannabinoides, será posible obtener un potencial uso terapéutico para algunas patologías del sistema cardiovascular, como lo son la hipertensión y la migraña, entre otras”, subrayó Villalón Herrera, titular de esta investigación.
 
El potencial terapéutico cardiovascular fue lo que interesó a los expertos del Cinvestav y de la Universidad de Rotterdam, quienes desde hace cuatro años investigan las acciones cardiovasculares del sistema endocannabinoide en modelos experimentales en roedores.
Entre los hallazgos más relevantes destacan el efecto vasodilatador inducido por la estimulación con cannabinoides de un receptor a nivel endotelial (vasos sanguíneos).
 
Villalón Herrera, quien pertenece al Sistema Nacional de Investigadores Nivel 3, explicó que “este receptor, conocido como GPR55, representa un nuevo tipo de receptor atípico a los cannabinoides”, al interactuar con sus receptores en las superficies (membranas) celulares.
De manera que en el caso de las células endoteliales, el receptor GPR55 produce vasodilatación cuando interactúa con una sustancia cannabinoide.
 
Para el investigador del Cinvestav, este descubrimiento tiene relevancia en la fisiopatología de la hipertensión, enfermedad que tiene profundo impacto sobre la población mundial, pues “nunca antes se había reportado que la activación de este receptor produjera respuestas vasculares sistémicas”.
 
Aunque se trata de los primeros grupos en el mundo en demostrar esa actividad “in vivo en modelos animales”, el estudio debe profundizar en múltiples variables antes de proponer algún uso terapéutico potencial, acorde con la cantidad de procesos en que participan los cannabinoides.
 
Además de los efectos cardiovasculares, a través del sistema endocannabinoide el cerebro puede llegar a suprimir la transmisión y percepción del dolor, permitiendo al individuo escapar de situaciones que pueden amenazar su vida, parte de la gama de oportunidades que puede detonar la investigación.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: