Montaña rusa ayuda a eliminar piedras en los riñones

El movimiento favorece la expulsión cuando los cálculos son pequeños

10/10/2016 2:23
AA

Uno de los mayores dolores que los humanos experimentan, (además del parto), es la expulsión de piedras en los riñones, aunque esto dependerá de su tamaño.

Las piedras en los riñones se forman cuando hay altos niveles de ciertas sustancias en la orina que generalmente no causan problemas a niveles más bajos.

Una piedra puede permanece en el riñón o descender por las vías urinarias.

Las pequeñas pueden salir solas y causar o no dolor, pero una más grande, puede atascarse en las vías urinarias, obstruir el flujo de la orina ocasionando dolor y sangrado intensos.

Pese al avance de la tecnología, aun causa molestia expulsar los cálculos, pero la experiencia podría ser menos dolorosa gracias a un método divertido: subirse a la montaña rusa.

Movimiento favorece la expulsión

Un experimento asegura que la montaña rusa, además de ser divertida, ayuda a eliminar las piedras en el riñón más livianas hasta en el 64% de los casos, sobre todo si te sientas en el vagón trasero del carrito.

“La investigación muestra lo que la evidencia ya ha demostrado anteriormente, que hay una relación directa del movimiento con la expulsión de cálculos renales. De hecho, a los pacientes se les recomienda que, cuando los cálculos están a punto de salir, bajen escaleras saltando o, incluso, que jueguen al tenis”, explica Félix Grases, director del Laboratorio de Investigación en Litiasis renal de la Universidad de las Islas Baleares (UIB).

Se debe tener cuidado

Sin embargo, el especialista señala que subirse a la montaña rusa, también puede agravar el problema ya que la piedra puede atascarse e hincharse como un globo, generando más dolor.

“Someterse a situaciones tan extremas puede provocar un cólico nefrítico muy peligroso”, advierte.

Por ello, añade, los pacientes no deben tomar agua antes de realizar movimientos que tengan el fin de expulsar la piedra.

¿Cómo se hizo el experimento?

La prueba se hizo en la montaña rusa conocida como Big Thunder Mountain Railroad, en Disney World (Orlando), en donde viajaba una reproducción de un riñón relleno de orina y cálculos.

El carrito dio 20 vueltas y el porcentaje de tránsito de los cálculos variaba del 40 al 100% en función de la zona donde se localizaban las piedras.

Este experimento no es el primero que evidencia los beneficios de las montañas rusas para la salud, pues anteriormente se había demostrado algo similar.

En Reino Unido, Emma Bassett, padecía de cáncer cerebral, pero salvó su vida gracias a la montaña rusa.

Emma tenía un tumor que le presionaba el cráneo y bloqueaba el flujo sanguíneo, lo que le amenazaba de muerte.

Posteriormente subió  a la atracción y con los movimientos, el tumor del tamaño de una mandarina se cambió de lugar, lo que le dio a los médicos dos días más para operarla.

(Con información de Revista Quo)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: