Mosquitos evaden repelente tras primer contacto

Una barrera química contra el mosco parece perder potencia al modificarse el sistema olfativo del insecto, el cual se vuelve resistente.

21/02/2013 8:25
AA

La sustancia N,N-Dietil-meta-toluamida, conocida como DEET, y que se encuentra en los repelentes de mosquitos no tiene la potencia suficiente para alejar a esos insectos, ya que después de un primer contacto, los moscos se habitúan a los efectos, de acuerdo con un estudio desarrollado por investigadores de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres.

El estudio de la relación entre el mosquito y el DEET (sustancia desarrollada por el ejército norteamericano tras la II Guerra Mundial) se concentró en una especie de mosquito, denominada, Aedes aegypti, la cual es la principal portadora de dengue y fiebre amarilla.

Los científicos señalaron que es necesario conocer más respecto a la manera como los mosquitos detectan la sustancia repelente para poder evitar que los insectos se vuelvan resistentes ante los repelentes.

Durante el estudio, los científicos tentaron a un grupo de mosquitos de dicho tipo, con un brazo humano rociado con DEET, atestiguando cómo al principio los insectos se alejaban, pero horas después regresaban a encajar sus aguijones.

Posteriormente, tras colocar electrodos en las antenas de los bichos, los investigadores descubrieron que el repelente ya no les hacía efecto; sugiriendo que esto se debe a que tras la primera exposición al químico, “algo” cambia en el sistema olfativo del insecto.

Estudios anteriore señalaron también que es posible que los cambios genéticos de esta especie de mosco la vuelvan más resistente ante los repelentes químicos.

“Los mosquitos son muy buenos para evolucionar muy, muy rápido”, acotó James Logan, uno de los líderes de la investigación.

No obstante, el científico hizo hincapié en que no por estos estudios la gente deje de utilizar repelentes si se encuentran en zonas de alto riesgo para la transmisión de las enfermedades que porta el mosquito, ya que estas investigaciones sirven, precisamente, para desarrollar nuevas alternativas.

El siguiente paso, de acuerdo con Logan, es realizar experimentos con más especies de mosquitos, como la que transmite la malaria, además de saber cuánto tiempo dura la efectividad del repelente químico después del primer contacto con el insecto. (Con información de BBC)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: