¿Cómo saber si tus encías son sanas?

La existencia de una enfermedad periodontal puede detectarse por la inflamación y sangrado de las encías

09/12/2016 9:50
AA

La inflamación de las encías está asociada a otras enfermedades graves.

Las encías pueden apreciarse a simple vista al abrir la boca y elevar los labios. Es el tejido mucoso que recubre los maxilares y ayuda a sujetar los dientes junto al ligamento periodontal, el hueso alveolar y el cemento. El conjunto de esta estructura que asegura la sujeción del diente recibe el nombre de periodonto.

Básicamente las encías se diferencian en tres partes:

  • Encía libre o marginal: es la parte exterior que se une al resto de la mucosa bucal.
  • Encía adherida: es la que sella el diente.
  • Encía interdental o punta de la encía: que es la unión de las dos anteriores y forma una corona alrededor del diente sellándolo con el fin de evitar que los restos de comida se acumulen entre la encía y el diente.

Aunque son muy sensibles y pueden enrojecerse o sangrar con un leve roce, cuando están sanas las encías se presentan con un dolor rosáceo o levemente rojizo. Su papel en la salud bucodental es esencial, por lo que la higiene bucal resulta fundamental para preservarla.

De hecho, una higiene ausente, inadecuada o insuficiente puede dar origen a una serie de enfermedades de la encías, conocidas como enfermedades periodontales, que en casos extremos pueden causar la pérdida de una o más piezas dentales, llegando incluso afectar al hueso que les sirve de soporte.

La existencia de una enfermedad periodontal puede detectarse, además de por la inflamación y sangrado de las encías por:

  • La existencia de halitosis
  • Dolor al masticar
  • Sensibilidad dental
  • Movilidad de los dientes
  • Retraimiento de las encías

Además de un tratamiento antibiótico para la eliminación de las bacterias, la gingivitis requiere de la realización de una curetaje para eliminar el sarro acumulado en la línea dental. La periodontitis sin embargo, requiere de intervenciones más agresivas, como la periodoncia e incluso la cirugía.

Además de una correcta higiene bucal, una visita periódica al odontólogo permite revisar y tratar adecuadamente tanto la salud de la encías como de los dientes, así como prevenir o evitar la aparición.

(Con información de BBC Mundo).


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: