Muere Steve Jobs, creador de Apple

Desde 2004, el creativo luchó contra un tipo raro de cáncer de páncreas; en 2004 le hicieron un trasplante de hígado.

05/10/2011 8:51
AA
La tecnología perdió a uno de sus grandes creativos. Steve Jobs, fundador de la empresa Apple falleció el miércoles por la noche a los 56 años a consecuencia de un cáncer de páncreas.
 
Un breve comunicado difundido por la compañía señaló que “Apple ha perdido a un genio visionario y creativo y el mundo ha perdido a un asombroso ser humano”.
 
En agosto pasado, por motivos de salud Jobs renunció al puesto de consejero delegado de la empresa, dejando en su lugar a Tim Cook, en ese momento, Steve llevaba ocho meses de baja.
 
Esa no era la primera vez que el ejecutivo se veía en la necesidad de dejar el trabajo por disposiciones médicas; en 2004 un cáncer de páncreas lo apartó varios meses de sus labores profesionales.
 
Cinco años después, en 2009 su salud se volvió a agravar debido a un desajuste hormonal que le duró seis meses, tiempo que Jobs tardó en recuperarse de un trasplante de hígado.
 
Durante ese año, al creativo se le vio en varias ocasiones en centros de pacientes de cáncer, pero nunca confirmó si la enfermedad se le reprodujo.
 
Este año, Steve Jobs tuvo pocas apariciones públicas, la más importante cuando en marzo presentó el iPad2, en esa ocasión fue recibido con una gran ovación y se le vio extremadamente delgado.
 
Un discurso sobre la muerte
 
En 2005, en el discurso que ofreció en la graduación de la Universidad de Stanford, Steve Jobs narró a los estudiantes tres historias, una fue sobre la muerte, esto fue lo que dijo:
 
“Cuando tenía 17 años leí una cita que decía algo parecido a ‘Si vives cada día como si fuera el último, es muy probable que algún día hagas lo correcto’. Me impresionó y en los últimos 33 años, me miro al espejo todas las mañanas y me pregunto: ‘Si hoy fuera en último día de mi vida, ¿querría hacer lo que estoy a punto de hacer?’ Y cada vez que la respuesta ha sido ‘no’ varios días seguidos, sé que necesito cambiar algo.
 
“Recordar que moriré pronto constituye la herramienta más importante que he encontrado para tomar las grandes decisiones de mi vida. Porque casi todas las expectativas externas, todo el orgullo, todo el temor a la vergüenza o al fracaso todo eso desaparece a las puertas de la muerte, quedando solo aquello que es realmente importante. Recordar que vas a morir es la mejor manera que conozco para evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder. Ya estás desnudo. No hay ninguna razón para no seguir a tu corazón.
 
“Casi un año atrás me diagnosticaron cáncer. Me hicieron un escáner a las 7:30 de la mañana y claramente mostraba un tumor en el páncreas. ¡Ni sabía lo que era el páncreas! Los doctores me dijeron que era muy probable que fuera un tipo de cáncer incurable y que mis expectativas de vida no superarían los seis meses. El médico me aconsejó irme a casa y arreglar mis asuntos, que es el código médico para prepararte para morir. Significa intentar decir a tus hijos todo lo que pensabas decirles en los próximos 10 años, en unos pocos meses. Significa asegurarte que todo esté finiquitado de modo que sea lo más sencillo posible para tu familia. Significa despedirte.
 
“Viví con ese diagnóstico todo el día. Luego por la tarde me hicieron una biopsia en que introdujeron un endoscopio por mi garganta, a través del estómago y mis intestinos, pincharon con una aguja el páncreas y extrajeron unas pocas células del tumor. Estaba sedado, pero mi esposa, que estaba allí, me contó que cuando examinaron las células en el microscopio, los doctores empezaron a llorar porque descubrieron que era una forma muy rara de cáncer pancreático, curable con cirugía. Me operaron y ahora estoy bien. Es lo más cerca que he estado a la muerte y espero que sea lo más cercano por unas cuantas décadas más”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: