Mujer creyó que tenía alergia pero perdía líquido cerebral

Las filtraciones del líquido cerebral pueden ocurrir por una lesión de la cabeza o la columna

09/05/2018 7:57
AA
líquido cerebral

Todo empezó luego de que sufriera un fuerte golpe en la cabeza en un accidente automovilístico.

Durante años, una mujer en Estados Unidos fue diagnosticada con alergias debido al constante flujo nasal que sufría, pero nunca imaginó que estaba en riesgo de sufrir meningitis debido a que lo que salía de su nariz en realidad era líquido cerebral o fluido cerebroespinal.

Kendra Jackson ya no podía ir a trabajar ni lograba dormir una noche entera. Tampoco podía salir de casa sin una caja de pañuelos.

>>Te puede interesar: ¿Qué tan peligrosos son los golpes en la cabeza?

Confundió líquido cerebral con alergia 

Todo empezó luego de que sufriera un fuerte golpe en la cabeza en un accidente automovilístico.

Comenzó con una extraña alergia, una rinitis que parecía un goteo constante de su nariz que duraba horas y luego le provocaba un dolor de cabeza insoportable, además de pérdida del sentido del olfato y una película salada que cubría su garganta.

Los médicos diagnosticaron alergias durante 5 años, hasta que un grupo de médicos de Nebraska Medicine, liderado por la doctora Carla Schneider, descubrieron que lo que la mujer tenía era una pérdida de líquido cerebral o fluido cerebroespinal.

Luego de eso, Kendra fue sometida a cirugía y los médicos cerraron el hueco que el traumatismo en el accidente de auto había dejado en su cabeza.

líquido cerebral

 

 

 

 

 

 

 

 

Tras analizar a fondo el caso, los especialistas encontraron que la mujer perdía casi un cuarto de litro de líquido cerebral por día, por lo que estaba en riesgo de sufrir meningitis.

A pesar de la gravedad de la situación, la cirugía resolvió la fuga de fluidos del cerebro de Kendra y su calidad de vida mejoró muchísimo.

Las filtraciones del fluido cerebrospinal se pueden causar por una lesión de la cabeza o la columna, un tumor, una punción lumbar o una inyección epidural y también por causas desconocidas.

Muchas veces se corrigen solas, otras veces es necesaria la cirugía, como en este caso.

La operación se hizo por la nariz, gracias a cámaras e instrumentos de ángulos especialmente diseñados para otorrinolaringología.

>>Te puede interesar: ¿Qué es un infarto en el cerebro y cómo reconocerlo? 

 

 


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: