Mujeres, autoestima, miedos, nuevos retos

Seguimos regidas por estereotipos, urge revalorarse como seres independientes y reconocer vulnerabilidad: especialistas en SUMEDICO Radio.

08/03/2014 10:28
AA

Mujeres ¿por qué hacer ejercicio?; ¿por qué ir a terapia?; ¿cuál es su concepto de belleza? En el Día Internacional de la Mujer, tres especialistas charlaron en SUMÉDICO Radio sobre los nuevos estilos de vida de las mujeres y los nuevos retos que afrontan.

Fernanda Alvarado, especialista en Nutrición; Katia D’Artigues, periodista; y Valeria Villa, psicoterapeuta, platicaron desde su óptica profesional y personal lo que ellas ven como los principales pendientes en derechos y cotidianidad de las mujeres.

“Aún vivimos regidos por estereotipos; hay mujeres guapas que más allá de en su inteligencia y salud, siguen basando su atractivo en el físico y en la delgadez”, dijo Fernanda Alvarado.
Y continuó: “Por ejemplo en mi ramo, la nutrición, las mujeres no cuidamos lo que comemos por nutrirnos sino por no engordar, pero nadie dice: me cuido porque quiero estar saludable. Son pocas las mujeres que se cuidan realmente para estar saludables, una cosa va de la mano con la otra, pero el miedo a la comida es tremendo”.

Alvarado afirmó que es importante hacer conciencia y educarse y educar para amar el propio cuerpo. “Hacer ejercicio porque amamos nuestro cuerpo, no porque lo odiemos”. No esperar a estar enfermas para cuidarse, fue la primera premisa en la mesa de SUMÉDICO, durante el programa en vivo transmitido en la frecuencia del 102.5, en MVS Radio.

Por su parte, la psicoterapeuta Valeria Villa, dijo que en la actualidad estar en forma se ve erróneamente como lo principal, y también “la nueva psicosis”. 

 “Es la autopersecución por estar delgada, fuerte, con un tipo de cuerpo tal. Y las mujeres están llegando a terapia por problemas de autoaceptación, porque no encuentran pareja, porque han tenido varios fracasos amorosos, o porque sienten que nadie las ha querido suficientemente y, como parte de la lógica de por qué no somos suficiente, es porque no nos parecemos a figuras aspiracionales de mujeres que parece que lo pueden hacer todo.

“Esa es otra trampa de las “mujeres modelos”: hay que trabajar, hay que estar delgadas, hay que ser buena mamá, buena pareja, buena amiga. El perfil de puesto de mujer se ha complicado. Por eso también llegan a terapia por agotamiento, emocional y físico”.

Tener seguridad en una misma, estar no conformes sino felices con quiénes somos, son parte, coincidieron las especialistas, de lo que tienen que aprender a escuchar las mujeres de su cuerpo porque: “No se puede ser perfecta en todo pero hay que ubicar prioridades y dónde estamos paradas en cada momento; hacer las cosas no al extremo, si nosotras no estamos bien por dentro, no vamos a estar bien por fuera, por muy delgadas que estemos”.

La mujer en el campo laboral, ¿avances?
La periodista Katia D’Artigues, compartió así su visión de lo que es el escenario laboral actual de la mujer. “La verdad es que sí tenemos triple chamba. Cada vez más mujeres comparten las labores de la casa, la crianza de los hijos y todo, no solamente lo que implica destacar como profesionista en el ámbito laboral, sino la doble o triple jornada. Yo siempre lo defino como un malabarismo en el que tienes que tener como “multitasking”, varias ventanas abiertas a las cuales les pones atención”.

Sobre la imagen de la mujer como multitareas, la periodista dijo que efectivamente existe una mal comprendida imagen de que la  mujer trabajadora, madre, tiene que ser “superwoman”. Muchas veces te preguntas por qué dices que sí a algo que en el fondo sabes que no podrás hacer; no calculas tu fuerza, y simplemente acabas agotada. “A mí lo que me ha funcionado es hacer algo que llamo la teoría de los cajones, la cual consiste en repartir tu tiempo lo mejor posible, intentando cada vez más abrir mi cajón y no sólo los otros: del trabajo, de mamá, etcétera. Es una teoría válida hasta cierto punto, hasta que la realidad te cae encima”.

Autoestima
En opinión de Valeria Villa, la autoestima es un concepto muy abstracto. “La verdad es que es el efecto de lo que hacemos y que nos sale más o menos bien. Yo creo que el problema hoy con mujeres tan autoexigidas es que sentimos que nada es suficientemente bueno y eso a veces le pega a la autoestima porque, por lo menos yo, frecuentemente en mi semana normal me siento insuficiente: siento que no doy el ancho, que es demasiado, que hago lo que puedo, que a veces hay semanas donde me toca ser más mamá que otra cosa y que entonces tengo que poner en segundo plano cosas como lo laboral”.

Es cierto que de pronto no sabemos poner límites, preguntarnos  cuántas cosas sí podemos hacer y aprender a decir que no, aprender que hay cosas a las que es “no”, al menos en este momento de la vida”.

Sobre la forma como se miran las mujeres, Fernanda Alvarado y Valeria Villa coincidieron en la importancia de aprender a mirarse diferente.

“Hay que amar las lonjitas. Yo he llegado a esa conclusión porque hay épocas donde las cosas tienen cierto orden que te permiten a lo mejor ir una hora y media o dos horas al gimnasio tres veces a la semana; a veces te enfermas, a veces estás triste, a veces tienes problemas económicos, a veces se te cayó un proyecto profesional, a veces uno de tus hijos está en crisis y la verdad lo último que quieres es ir al gimnasio

“Eso no quiere decir: “entrégate a comer papas y donas” porque  no es sano, pero yo sí hay que amar mis lonjitas y aprender a aceptar cuando a veces tienes un poco más de celulitis porque la verdad la autoexigencia depositada en el cuerpo es muy primitiva y genera mucho odio hacia uno mismo cuando se ve al espejo y aparte hay rivalidad con otras mujeres, yo creo que socialmente a las mujeres se nos sigue premiando el vernos muy bien y en ese sentido nos queda a deber también la parte organizacional, las empresas, las políticas públicas, porque no nos estamos volviendo locas nada más porque sí”, afirmó Villa.

Durante el programa, las especialistas pusieron especial énfasis en que las mujeres deben buscar ser menos obsesivas y hacer un propósito de pensar en una sola cosa al mismo tiempo, porque la neurosis se va formando por estar pensando en todo al mismo tiempo.
“Hay que amar lo que uno hace, y hay que aprender a estás donde estás, es un entrenamiento de la mente y del alma y tiene que ver con aprender a estar satisfecho con las pequeñas cositas. Hay que darnos espacios, hay que bajarle al volumen de los agobios y decir: “ahorita sólo me la voy a pasar bien”.

Parejas sí, construyendo relaciones cómo

“Somos una mezcla de ciertos patrones de nuestras mamás y abuelas de una pareja más convencional donde la mujer daba el amor, comprendía infinitamente, se sometía a la voluntad del marido, etcetera.

Para la periodista Katia D’Artigues es importante tener un equilibrio, y saber que hay tiempos, momentos y espacios para todo, y concientizar el tiempo y momento de construir una relación. “Hay cosas que yo he hecho muy bien, pero me queda claro que hay otras en el aspecto personal a las que no le he dedicado ni el tiempo ni la conciencia suficiente”.

Las especialistas concluyeron en que muchas veces desdeñamos esa parte corporal como si fuera separada del aspecto intelectual, que es un todo. “Yo durante mucho tiempo no estuve preocupada por la belleza como lo veo en muchas personas a mi alrededor, sin embargo, ahora estoy más consciente de la importancia de ambas cosas”, conluyó Katia D’Artigues, quien dejó en la mesa el tema de que “a las mexicanas, en comparación con las mujeres de otros países sí nos quedan a deber mucho. Todavía hay muchas empresas que no son lo suficientemente flexibles, donde hay una estructura completamente patriarcal. Necesitamos apoyo institucional”.

Para Fernanda Alvarado, el quererse, cuidarse y aprender a hablar con la pareja con claridad y amor es clave para construir una buena relación con una misma y con la persona con la que se ha elegido vivir.

Valeria Villa, por su parte, concluyó en que “junto con estas nuevas ideas que tenemos de que somos libres, de que somos dueñas de nuestra sexualidad, que podemos generar dinero, la verdad es que claro que hemos ganado muchos espacios sociales, que podemos aspirar al poder y que seguimos siendo mujeres, que podemos seguir siendo tiernas y vulnerables, que ese par son características que nos dan mucho miedo hoy, se puede asociar a que no seas lista, que te pasen por encima y yo creo que si no te pones en contacto con tu parte de ternura y tu parte vulnerable es difícil que tengas una relación de pareja armónica”.
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: