Mujeres deben ser conscientes de su lenguaje corporal

Mejorarlo incrementa el autoestima y favorece las relaciones laborales

22/02/2017 11:31
AA

El lenguaje corporal es sumamente importante, pues revela rasgos de nuestra personalidad y lo que realmente pensamos sobre lo que estamos hablando.

Además de que el lenguaje corporal influye en cómo nos ven los demás, también puede cambiar la visión que tenemos de nosotros mismos, por lo que es importante que transmita los mejores mensajes.

Amy Cuddy, psicóloga social, profesora en Harvard Business School (escuela de negocios de la Universidad de Harvard), indica que para mejorar el lenguaje corporal debemos adoptar posturas de poder, sobre todo las mujeres, pues los hombres las tienen con mayor facilidad.

La especialista indica que en sus clases ha detectado cómo los hombres entran al aula llenando el espacio sin complejos, levantan la mano con seguridad y participan en debates activamente. En el caso de las mujeres, ocurre lo contrario pues muchas parecen hacerse pequeñas desde que ingresaban al salón, adoptando posiciones de debilidad.

Posturas aumentan confianza

Cuddy menciona que ejecutar posturas de poder, aumenta nuestra confianza a pesar de que estemos inseguros, debido a que eleva los niveles cerebrales de testosterona (hormona de la dominación) y reduce los del cortisol (hormona del estrés).

De esta forma, podemos fingir seguridad a través del lenguaje corporal, lo que nos convierte en personas capaces de emprender grandes proyectos manteniendo a raya el estrés.

Por ello, resalta, es fundamental que las mujeres aprendendan a adoptar las posiciones de poder porque mejoraría su vida en el aspecto personal, laboral y social.

“En primer lugar, se produciría un aumento instantáneo de la autoestima, que conduciría a una mejora sustancial de la imagen que los demás recibirían de ellas y, en última instancia, alcanzarían con mayor facilidad el éxito, fuera este del tipo que fuera”, dice.

Las diferencias de lenguaje de hombres y mujeres

Alicia Martos, psicóloga de la Fundación Behavior&Law, indica que los hombres no son los únicos que tienen estas posturas, ya que también puede tener interiorizados patrones gestuales de debilidad.

“Difiero en la visión meramente reduccionista que hace Cuddy del género en referencia al lenguaje corporal. De hecho, creo que tanto hombres como mujeres deben empoderar su lenguaje corporal para transmitir a su cerebro que nos sentimos enérgicos. De este modo, nuestro cuerpo sería capaz de modificar la mente”, señala.

Asimismo, indica que hombres y mujeres utilizan el mismo lenguaje corporal, aunque existen algunos gestos específicos en cada género.

“Mientras las mujeres se abrazan y besan más, los hombres suelen limitarse a un apretón de manos. Ellas emplean más gestos relacionados con la escucha activa, como verbalizar expresiones de interés o mostrar asentimiento o desaprobación con la cabeza”, indica.

Otra diferencia en ellas es el jugueteo del cabello mientras conversan. En algunos casos puede ser señal de aburrimiento, una manía con origen en la infancia y hasta una total falta de interés total por todo lo que le rodea. Cuando esto ocurra, hay que evitarlo moviendo las manos con energía, teniendo la espalda inclinada hacia adelante y colocándose el pelo detrás de las orejas.

Morderse los labios, cruzar los brazos frente al pecho y rascarse la nariz, son otros gestos que ellas y ellos deben evitar, indica Martos.

No fuerces tu corporalidad

Martos indica que sin importar el método que se elija y dejando de lado que el lenguaje corporal es más fuerte en hombres o mujeres, lo más importante es creer lo que decimos y no forzar a la corporalidad.

“Si uno cree en lo que está diciendo, su lenguaje corporal fluirá naturalmente con la palabra y transmitirá seguridad. El problema surge cuando forzamos nuestra corporalidad con la intención de mejorar la eficacia del mensaje. En ese momento, aparecen las incongruencias, nuestro cuerpo contradice el discurso y solo conseguimos expresar falta de honestidad”, concluye.

(Con información de El País)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: