Mujeres deben poder elegir el tipo de parto

Para poder decidir qué técnica de parto elegir, las parejas deben ir con un médico certificado, el cual sabrá orientarlas, señaló especialista.

06/05/2013 9:08
AA

Una vez confirmado el embarazo, la siguiente decisión importante es saber qué tipo de parto se tendrá, de acuerdo con las necesidades, el estado de salud de la paciente y su bebé, y sobre todo, anteponiendo las garantías de seguridad, dijo en SUMEDICO Radio la doctora Elsa Díaz López, directora del Grupo Especializado en Salud Femenina, especialista en ginecología y obstetricia y miembro del Colegio Mexicano de Ginecología y Obstetricia.

La especialista explicó que existen técnicas para el parto tradicional, en el que la futura mamá experimenta contracciones y dolores a los que se sienten en la menstruación, y en el que el trabajo de parto puede durar desde ocho hasta 14 horas, variaciones que se han instituido para que la mamá tenga apoyo total de los médicos.

“Una de estas técnicas es la del parto psicoprofiláctico, en la que tanto la paciente tiene preparación especial junto con su pareja para apoyar el nacimiento”, dijo, no obstante, también señaló que en muchas ocasiones la gente cree que el parto psicoprofiláctico es un parto sin dolor o que no hay intervención del médico, pero no es así, ya que si bien la paciente, por medio de ejercicios de respiración y físicos va tratando de controlar sus contracciones, los médicos se encuentran vigilando el proceso, apoyando y supervisando.

Señaló también que un curso psicoprofiláctico no está peleado con quien vaya a practicarse una cesárea, ya que también en esos casos hay ventajas, ya que una pareja puede relacionarse durante el curso con otras parejas que están en su misma situación, recibiendo información amplia, mejorando la comunicación entre la pareja.

Cesárea y elección del parto

Respecto a la práctica de la cesárea, la doctora explicó que es necesario recurrir a ella cuando han habido cesáreas previas; cuando la placenta se encuentra muy abajo, inserta cerca del cuello o en el cuello; cuando hay sufrimiento fetal (cuando el bebé tiene un problema de circulación y oxigenación); cuando han habido embarazos múltiples, con dos o más bebés; o bien cuando existen variantes en la posición del bebé.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) redactaron la Declaración de Fortaleza, en donde se señala que toda mujer debe ser informada de los métodos para elegir el parto que prefiera.

En ese sentido, la doctora explicó que una de las situaciones de prioridad internacional es la seguridad para las mujeres embarazadas, que se cuente con los recursos necesarios para que la madre pueda tener a su hijo en las mejores condiciones y con mayor seguridad.

“Hay que seguir tomando medidas para garantizar a las mujeres que tanto el control prenatal y como el nacimiento sean seguros, así como detectar enfermedades en el mejor momento”, explicó, ya que hay enfermedades como preeclampsia, hemorragias, o diabetes que se relacionan con la salud de la paciente que está por dar a luz, y los hospitales tienen esa prioridad.

Parto en casa y en agua

Recientemente ha aumentado la decisión de tener el parto en casa, y sobre ello, la doctora Díaz López señaló que se considera en pacientes cuyo embarazo es de bajo riesgo, sin embargo, aseguró que es necesario tomar ciertas medidas como contemplar tener una ambulancia cerca en caso de necesitarla, así como que el médico que va a atenderla esté bien capacitado, “una serie de medidas que en México no tenemos”, señaló.

Respecto al parto en agua, la doctora señaló que se trata de una moda, pero, al menos en México, existen muy pocos hospitales que cuenten con las condiciones de apoyar un parto de ese tipo, “y no es un parto seguro si no se tienen las instalaciones adecuadas y la capacitación de los médicos. Los médicos certificados tenemos la obligación de ofrecer a los pacientes la mayor seguridad, y estas técnicas no tienen evidencia científica de aprobación o no hay asociaciones o instituciones que avalen este tipo de parto”, explicó.

La especialista reveló que las teorías del parto en agua señalan que al estar la mamá en un medio hídrico se sentirá más relajada, no obstante, explicó que debido a la constante emanación de fluidos del organismo de la mamá es necesario realizar cambios constantes en el agua, ya que sustancias como el líquido amniótico o sangre de la madre podrían ser broncoaspirados por el bebé, además de que la atención postparto que se le brinda a la mamá no puede realizarse en el agua.

¿En México hay abuso de la cesárea?

La doctora explicó que de acuerdo con la OMS, “el promedio de cesáreas que hay que llevar a cabo es de 15%, pero en México se habla del 42%; a un nivel provado estamos hablando de 70% de cesáreas y a nivel de gobierno cerca del 50%”, reveló, y señaló que los factores que definen esta situación van desde el abuso en la sugerencia de llevarlo a cabo, hasta demasiadas solicitudes de parte de las pacientes.

Inclusive señaló que esta situación se relaciona también con las aseguradoras, algunas de las cuales no realizan la cobertura a la situación del parto si no va a realizarse una cesárea, pero, en ese sentido, explicó que “ningún parto puede ser presionado, hay que priorizar en la salud del bebé y de la mamá, saber cuándo es necesaria la cesárea y cuándo no”.

Finalmente, señaló que es importante que las futuras mamás y sus parejas acudan con médicos certificados antes de decidir qué clase de parto van a elegir, “es importante que lo platiquen con sus médicos, que lo valoren, que busquen evidencia científica, así como la seguridad y el futuro de sus hijos”.


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: