Mujeres en tacones dejaron de ser sexys

Estudio reciente rompe con la la antigua idea de que una mujer en tacones resulta erótico, hay muchas otras zonas del cuerpo que seducen.

10/09/2013 2:28
AA

Tres de cada cuatro personas no sienten atracción por los pies, afirma el profesor Oliver Turnbullm de la Escuela de Psicología de la Universidad de Bangor. Esto se contrapone a la idea de la mujer sexy caminando en tacones, apoyada por el doctor Vdilayanur Ramachandran quien sostenía que los pies son sensuales debido a la proximidad de sus sensores al de los genitales en la corteza somatosensorial primaria.

Tumbullm dice que el doctor Ramachandran pudo haber confundido la sensación del tacto con la atracción a la vista por que “disfrutar unos pies en tacones no significa que se experimente una intensidad sexual al tacto”, explicó. Mientras los neurocientíficos discuten y buscan esa zona del cerebro que origina la distribución erógena (descartando a la corteza somatosensorial primaria), los pies quedan para el exclusivo gusto  de los fetichistas.

La lista de las zonas deseadas

En una encuesta que los neurocientíficos realizaron a 800 hombres y mujeres de las islas británicas y del África subsahariana que a pesar de ser diferente en raza, cultura, edad y orientación sexual tuvieron gran similitud en sus respuestas. Los encuestados debía ordenar 41 partes del cuerpo humano con la misión de ordenarlas por su intensidad erógena de mayor a menor según su experiencia con el tacto o contacto.

Un hecho que rebate el estudio es la diferencia sustancial entre hombres y mujeres. “Mucha gente asumía que el cuerpo de las mujeres está lleno de zonas erógenas, mientras que el de los hombres tiene solamente una zona, la más obvia”, reconoce el doctor Turnbull. “Claramente no es así. Es cierto que las mujeres tienen una cierta ventaja sensorial, pero las diferencias han sido exageradas hasta la fecha”.

Los hombre tienen lo suyo

Los órganos genitales están en la misma preferencia que los  labios, seguidos por los pechos (para los hombres) y los pezones para ambos sexos y a cierta distancia las asentaderas. A las mujeres les atrae la entrepierna masculina más de lo que se pensaba mientras que los hombres encuentran más erótico la parte exterior de los muslos femeninos, añadió Turnbull.

Ahora, la segunda fase del estudio será que alguien sea tocado por otra persona mientras se monitorea la reacción del cerebro, indicó Turnbull. “Mucha gente piensa que la ciencia no debería interesarse por estos temas, yo creo que es algo digno de estudiar, hay interés en la gente por la sexualidad y las relaciones íntimas”, finalizó.

El estudio fue elaborado por  universidad británica de Bangor y la universidad surafricana de Witwatersrand  llamado ‘Informe sobre el tacto íntimo: zonas erógenas y organización somatosensorial cortical’ publicado en la revista especializada Cortex. (Con información de: El Mundo)

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: