Mujeres prefieren vida independiente

Un estudio encontró que con tal de no depender económicamente de alguien más, las mujeres jóvenes con alta escolaridad prefieren no casarse ni tener hijos.

15/02/2013 2:48
AA

De acuerdo con una nueva investigación a cargo de Cinthia Cruz del Castillo, del Departamento de Psicología de la Universidad Iberoamericana, las mujeres jóvenes que viven en zonas urbanas y tienen alta escolaridad postergan su decisión de contraer matrimonio y ser madres porque implica perder su independencia.

 Para concluir esto, la investigadora parte de la premisa de los datos que arroja el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI): el Distrito Federal destaca como la entidad de menor fecundidad, con una tasa global de fecundidad de 1.7 hijos por mujer, muy por debajo del reemplazo generacional, respecto a Chiapas, Durango y Guerrero que presentan la mayor fecundidad con tasas de 3.1, 3.0 y 2.9 hijos por mujer respectivamente.

Con estos datos, Cruz indicó que se ve una clara tendencia que a mayor educación, menor fecundidad, y una mayor planificación familiar por el uso de los métodos anticonceptivos.

Por otro lado, la investigadora halló que ahora este grupo de mujeres tienen otro tipo de cuestionamientos existenciales que antes no tenían como:

  • Cuál es la mejor carrera
  • Si desean casarse o vivir en unión libre
  • Explorar su orientación sexual
  • Si el novio que tienen es el adecuado

Y todo esto les genera ansiedad y estrés, según encontró Cruz del Castillo, quien también observó que las mujeres mayores de 45 años consideran que es una pérdida de tiempo y energía cuestionarse sobre casarse o no, tener hijos o no porque lo identifican como un proceso natural.

Pero cuando se trata de menores de 45 años las cosas cambian, porque ya no es común que salgan de la casa de los padres y pasen inmediatamente a la casa conyugal, sino que un periodo viven solas y son capaces de solventar sus gastos por si mismas y no dependen económicamente de nadie.

Entonces, la idea de pensar en casarse o tener hijos merma esos avances de independencia que tuvieron, pueden ver limitadas las satisfacciones de darse ciertos gustos, un límite a su sexualidad, e incluso olvidarse de sus propias necesidades.

Y es ahora cuando las expresiones como que “se vaya el tren”, o “quedarse a vestir santos”, ya no son relevantes, pero sí son una causa de presión social, en especial porque la maternidad tiene un límite y después de cierta edad ya no es posible embarazarse, y es por ello que muchas pueden decidir casarse y ser madres antes de que realmente lo deseen.

Mientras que en la segunda parte de su estudio se enfocará a demostrar que al contrario de lo que ocurre en zonas urbanas, en las áreas rurales, para las mujeres es importante casarse para reproducirse. 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: