Mujeres y hombres deben practicar la autoexploración

La exploración mamaria es una medida de detección del cáncer de mama; en algunas ocasiones es la pareja quien detecta una anormalidad en los senos.

17/10/2014 3:02
AA
Con el objetivo de potencializar y encausar los esfuerzos del sector salud en acciones para sensibilizar a las mujeres sobre el cáncer de mama, la doctora Verónica Rocha, vocera de la Fundación Asbis, dijo que es importante conocer nuestro cuerpo para reportar alguna anomalía y atender a tiempo este padecimiento.
 
Añadió que, de acuerdo con las estadísticas, por cada diez mujeres afectadas, un hombre también padece cáncer de mama. 
 
Por eso, precisó que lo ideal es realizar la autoexploración: mujeres de 20 años una vez al mes, a los diez días después de haber terminado el periodo menstrual; a los 25 años hacer una revisión anual; y a partir de los 40, efectuarse una mastografía cada dos años.
 
El procedimiento para la autoexploración, explicó, es colocarse frente al espejo, ver la simetría de los pechos y mamas; levantar los brazos; colocar una mano en la nuca y con las yemas de los dedos de la otra mano palpar el seno contrario, con un movimiento circular, manteniendo los dedos rectos y juntos. 
 
Al hacer el ejercicio, debe asegurarse de palpar toda la mama y que no salga ningún líquido (transparente, lechoso, amarilloso o incluso sangre). En caso de que salga alguna secreción del pezón, encontrar nódulos que pueden ser móviles, o detectar lesiones que causan dolor, debe acudirse al médico de inmediato.
 
En el caso de los hombres, continuó, el procedimiento es el mismo.
 
La especialista señaló que el 80 por ciento de los casos de cáncer de mama son detectados en estadíos tardíos, mientras que el 16 por ciento sí se detecta a tiempo.
 
Destacó que en muchos casos, son las parejas quienes se dan cuenta de que algo no anda bien, ya que al tocar sienten “bolitas” en los senos de la mujer, detectan el cambio de color o la retracción del pezón.
 
Añadió que existen factores de riesgo que pueden ser modificados, como el consumo de tabaco, no amamantar a los bebés, tener hijos después de los 35 años de edad y no amamantarlos, la obesidad, la mala alimentación, la falta de actividad física y la genética.
 
Por lo que recomendó cuidar la alimentación a través de un mayor consumo de frutas y verduras, y la actividad física, que pueden ayudar a reducir el riesgo del cáncer de mama y otros tipos de cáncer.
 
Aunque a diario mueren 14 mujeres por este mal, Rocha expuso que el mejor método para eliminar el sinónimo “muerte”, es la información y educación, ya que si el cáncer se detecta en etapas tempranas, puede salvarse la vida; además de crear una cultura de salud.
 
Finalmente recomendó estar atentos a las mamas, que no haya cambios, revisar las axilas y detectar cuando haya inflamación de los ganglios, que son alteraciones que afectan a las mamas.
 
Informe radiológico en mastografías:
Tipo 0: Se requiere hacer un estudio completo.
Tipo 1 y 2: Normal.
Tipo 3: Dar seguimiento cada seis meses.
Tipo 4 y 5: Altamente sospechoso.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: