Natación no recomendable a menores de un año

Especialistas belgas recomiendan evitar deportes acuáticos en menores de un año por la inmadurez de sus pulmones.

08/03/2012 5:09
AA

 La matronatación, o natación para bebés menores de un año es muy poco recomendable según señalan especialistas porque aumenta el riesgo de desarrollar asma o cualquier otra enfermedad debido a las altas temperaturas y  a que sus pulmones aún no están bien desarrollados y es fácil que cualquier bacteria los ataque.

Y este riesgo se incrementa en las albercas privadas, porque no están sometidas a revisiones tan rigurosas para verificar la calidad del agua, según explicó el Consejo Superior de la Salud de Bélgica, sin embargo, también recomendó que una vez cumplido el año, aun cuando tengan asma, sí es recomendable llevarlos a nadar.

Esto con base en el sustento de que la natación es un ejercicio que aporta muchos beneficios a la salud, más que los posibles riesgos, claro que advirtió que si se presentan problemas como otitis lo mejor es suspenderlo hasta que el problema se resuelva.

Otra de las posibles restricciones para nadar es que el niño presentara algún tipo de dermatitis.

La natación al incrementar la capacidad pulmonar, es altamente recomendable para personas con asma, según indica el doctor Manuel Sánchez-Solis, presidente de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica.

Y agrega que “De hecho, los pediatras siempre hemos recomendado a los niños con asma que hagan natación, porque es un deporte que desarrolla la capacidad pulmonar”, apunta en este sentido el doctor Sánchez-Solis, jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. “Y aunque se publicó un artículo sobre los riesgos de infección pulmonar por los compuestos derivados del cloro, se le han hecho muchas críticas metodológicas. Por los mismos motivos que citaba [dicho trabajo] deberíamos desaconsejar llevar a los niños a la guardería”, apunta.

Los especialistas belgas sugieren una serie de recomendaciones básicas para prevenir cualquier posible riesgo entre los jóvenes nadadores. Como no llevarles a la piscina en caso de diarrea, evitar que traguen el agua, ducharles con jabón antes y después de sumergirles en el agua (una ducha extensible a los padres que se meten en el agua con los menores), lavarse las manos después de cambiarles los pañales o ir al servicio con ellos.

Y aunque recomiendan que dichas instalaciones sean estrictas respecto a las medidas de higiene, el Consejo admite que no existe una legislación clara en Bélgica al respecto y que las normas varían de unas regiones a otras.

Según el doctor Jordi Pau, miembro de la Asociación Española de Pediatría, estas recomendaciones hay que interpretarlas con sentido común. “Los papas que deseen llevar a sus hijos a una piscina pueden hacerlo siempre que el niño esté sano. Evidentemente, si surgen problemas como otitis, es lógico que lo dejen de hacer; pero no llevarlos si están sanos no debe ser una recomendación estricta”. (Con información de El Mundo)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: