Neurocirugía para reducir síntomas de Parkinson

La estereotaxia se realizó por primera vez en México en un paciente de 50 años

20/02/2017 2:15
AA

El Parkinson es una de las principales enfermedades neurodegenerativas que se presentan en adultos mayores y aunque existen diversos tratamientos para controlar los síntomas, hay uno que podría marcar la diferencia y brindar mejor calidad de vida: la neurocirugía conocida como estereotaxia.

La estereotaxia es una técnica no invasiva que reduce o elimina los síntomas del Parkinson y que se utiliza principalmente, en pacientes que no tienen respuestas favorables a los tratamientos tradicionales o dependen de otros para realizar actividades comunes.

Un ejemplo de ellos, es un hombre de 50 años que se realizó a la cirugía en el Hospital Regional de Alta Especialidad de Ixtapaluca, para controlar el Parkinson que desde hace cinco años le afecta. Él es la primera persona en el país que se somete a la estereotaxia.

El primero en México

El especialista en neurocirugía funcional y estereotaxia, Javier Ceballos Medina, explicó que la cirugía se realizó en diciembre pasado y que el paciente fue el candidato ideal porque el temblor y la rigidez le impedía valerse por sí mismo, además de que tenía otros puntos a su favor.

Detalló que el hombre no presentaba enfermedades como obesidad, diabetes ni hipertensión, padecimientos que elevan el riesgo de la cirugía, aunado a su edad y a que es el único sostén familiar.

Además, Ceballos Medina comentó que el paciente llevaba un tratamiento médico sin efectividad, por lo que la intervención quirúrgica era la opción adecuada para mejorar su calidad de vida.

¿Cómo se realiza la estereotaxia?

La cirugía consistió en colocar al paciente el aro de estereotaxia, un instrumento que, a través de un estudio de tomografía, permite ubicar las coordenadas específicas para efectuar la lesión cerebral y eliminar los síntomas de la patología.

Durante el procedimiento se requirió observar la disminución del temblor y la rigidez de las extremidades y, por ello, el paciente fue anestesiado de forma local.

El experto puntualizó que sin bien lograron eliminar los síntomas del Parkinson, como temblor y rigidez, y mejorar la estabilidad postural del lado derecho, los signos pueden resurgir porque es una enfermedad crónica.

Aclaró que cualquier candidato a la estereotaxia debe someterse a una evaluación minuciosa, porque pueden presentarse complicaciones posteriores a la cirugía, como pérdida del habla, movilidad, trastornos de la visión y adormecimiento de extremidades.

(Con información de Notimex)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: