Neuronas son tentadas por nicotina

Las neuronas a pesar de tener un periodo sin nicotina cuando se vuelve a fumar.

01/10/2013 11:34
AA

Un estudio identificó la posible clave para dejar el cigarro: las neuronas maliciosas. Así se les llamó a un gran grupo de neuronas que tienen como función “boicotear” todos los esfuerzos que una persona tiene para liberarse de este hábito. Dicha investigación se realizó en la Universidad Rockefeller en Estados Unidos dirigido por Inés Ibañez-Tallón.

Anteriormente, ya se sabía que la nicotina une a los receptores cerebrales a los cuales se les denominó como receptores nicotínicos de acetilcolina (nAChR). Esta unión con el tiempo puede alterar circuitos neuronales para promover la adicción. En concreto se sabe que las subunidades α3, β4 y α5 de estos receptores juegan un papel clave en el consumo adictivo del tabaco, pero también en las recaídas.

Este estudio publicado en The Proceedings of the National Academy of Sciences lidereado por Ibañez-Tallón examinó la interacción entre las subunidades y las señales neuronales que modulan las ansias de nicotina durante la abstinencia en ratones. Así, los autores compararon las neuronas de dos áreas de la habénula medial -una región del cerebro del ratón donde están las subunidades del receptor α3, β4 y α5 concentradas- y descubrieron la presencia de los denominados canales de marcapasos que promueven impulsos eléctricos rítmicos en el cerebro. Y, la alteración de dichos marcapasos induce los síntomas de abstinencia de tabaco en los ratones que no habían estado expuestos a la nicotina.

Nicotina activa al cerebro aún cuando se deja de fumar

La  nicotina activa las subunidades nAChR α3β4 para mejorar la actividad de los marcapasos en ratones que no había sido expuestos a las nicotina. Y aunque también se observó dicha activación en los ratones expuestos, explican los investigadores, la actividad de los marcapasos se multiplicaba por dos cuando los ratones expuestos habían estado expuestos a la ausencia de nicotina y fueron re-expuestos a la nicotina.

Los investigadores concluyen que este grupo de neuronas cerebrales responden de manera diferente a la nicotina después de un período de abstinencia, lo que sugiere que la actividad alterada de dichas neuronas puede contribuir a las dificultades para dejar de fumar que experimentan la mayoría de los fumadores y que hacen que muchos de ellos vuelvan a fumar.

(Con información de ABC España)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: