Niños de México sufren trastornos de sueño

Los trastornos de sueño pueden provocar serios problemas de conducta y aprendizaje si no son atendidos a tiempo.

08/07/2011 2:36
AA
El 25 por ciento de los niños de México sufren de trastornos de sueño y el 10 por ciento de ellos padece de terrores nocturnos, comentó Reyes Haro Valencia, director de la Clínica de Trastornos del Sueño de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.
 
El especialista indicó que estos trastornos se ubican dentro de las parasomnias, las cuales están asociadas a las cuatro etapas del sueño; y de éstas, las más comunes son las perturbaciones de activación, como son despertares confusos, terrores nocturnos y sonambulismo.
 
El terror nocturno ocurre en los niños cuya edad va entre los 3 y los 6 años, esto sucede cuando se activa el estado de alerta, y los niños se incorporan como en el sonambulismo, sólo que lo hacen con una actitud defensiva. En esta tercera fase del sueño, el humano no tiene la capacidad de percatarse del acontecimiento, a diferencia de la cuarta etapa del sueño, que es cuando se confunden con pesadillas.
 
Uno de los problemas para el especialista es que las personas que están alrededor se dan cuenta de que el niño está asustado, pero antes de llevarlo con un especialista consideran muchas cosas y lo llevan con la gente equivocada. 
 
Reyes Haro indica que es un mito que al despertarlos súbitamente se provoca un problema psicológico en los niños, y lo que debe hacerse es hablarle al niño por su nombre y no despertarlo sino llevarlo tranquilamente a su cama.
 
El especialista indica que no es necesario prescribir fármacos para el control de estos trastornos, a menos que sucedan varias veces en una misma semana. 
 
Lo que provoca este tipo de situaciones es la ingesta de café, refresco de cola o chocolate antes de dormir, porque activan el sistema nervioso central. Es menester evitar que antes de dormir los niños vean programas violentos en la televisión. Aunque también el factor hereditario está presente en estos casos.
 
El tratamiento de estos trastornos es muy simple, de acuerdo con el especialista, ya que en muchas ocasiones no se requiere más de una visita al consultorio, y todo se trata de manera conductual, con medidas de higiene del sueño. 
 
De no atenderse, sin embargo, estos trastornos podrían provocar que los niños se vean afectados en su crecimiento y desarrollo neurológico e intelectual, convirtiéndose en niños retraídos que tienen problemas conductuales o de aprendizaje. (Fuente: UNAM)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: