Niños deben comprender la muerte

Los niños son capaces de notar la ausencia de seres queridos, y por ello se les debe explicar qué es lo que ocurre en realidad y no darles metáforas complicadas.

27/03/2013 6:17
AA

Explicarles a los niños que alguien ha muerto puede ser muy complicado y poco eficiente cuando se echa a volar la imaginación. De acuerdo con Patricia Díaz Seoane, psicóloga de la Fundación Mario Losantos del Campo (FMLC), en lugar de complicar las cosas con estos comentarios, lo que recomienda es ayudar a los niños a superar una pérdida significativa.

De acuerdo con la especialista, hasta los niños más jóvenes, siendo aún unos bebés son capaces de notar la ausencia de un ser querido, aunque no entiendan bien todo lo que ocurre a su alrededor.

Para mantener un equilibrio con la salud psicológica del bebé, la experta recomendó no desatenderlos, en especial a los recién nacidos, y más aún cuando se trata de la ausencia materna, “las rutinas deben seguirse como de costumbre, y se les debe abrazar en todo momento”.

Cuando el bebé ya tiene cinco o más años, además del mantenimiento de la rutina, se debe explicarle verbalmente lo que ocurrió con un lenguaje adaptado a las palabras que el niño comprenda, y dejar todo muy claro porque los niños siempre preguntarán por qué a todo.

Para lograrlo de forma exitosa la experta recomendó cuatro claves:

  • Primero deben entender que como todos los que estamos nacimos, todos vamos a morir algún día.
  • Una vez que alguien muere ya no regresará a la vida
  • Cuando alguien fallece es porque su cuerpo ha dejado de funcionar
  • Explicarles que tienen derecho a expresar sus sentimientos, que pueden ser de tristeza, rabia o enfado, y demostrarles que se comprende lo que están sintiendo.

“A los niños hay que explicarles las cosas con verdad y si ellos consideran que necesitan ayuda para superarlo, pueden acudir al psicólogo quien les ayudará a afrontar el duelo.

La psicóloga señaló que hay muchos factores que pueden alterar la realidad con el niño, como su edad, la relación con la persona y las condiciones, es decir, si fue una muerte repentina o ya se esperaba porque la persona estaba mal de salud.

Y en algunos casos cuando alcanzan cierta edad, es conveniente que incluso acudan a las visitas al hospital para tener la oportunidad de despedirse de sus ser querido y ayudarlos a preparar la muerte. (El Mundo)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: