Niños pequeños pueden sentirse solos

Una investigación refirió que algunos niños pueden llegar a experimentar sensaciones de soledad y abandono sin que sus padres estén enterados.

06/05/2011 9:56
AA

Aunque generalmente se aprecia la soledad como un estado indeseable, lo cierto es que también puede tener cierta carga positiva para la persona. No obstante, dependiendo de la persona, dicha situación de soledad podría desencadenar algunos problemas psicológicos.

Para María Montero y López Lena, de la División de Investigación y Posgrado de la Facultad de Psicología (FP) de la UNAM, “la soledad es normal; de hecho, se podría afirmar que es inescapable como parte del desarrollo humano. Por ello, es importante aprender a identificarla para desmitificarla”. 
 
La especialista realizó un estudio sobre el tema, con personas en situación económica precaria, en donde descubrió que niños entre 8 y 10 años de este rubro social han experimentado ciertas sensaciones de abandono. 
 
De acuerdo con los resultados de este estudio, a pesar de que los niños de 5 años no comprenden aún el concepto preciso de soledad, ya pueden identificar esa sensación.
 
Por medio de un cuestionario y un sistema de puntaje de 0 a 4 que señalaba 0 como que no se sienten abandonos y 4 que se sienten abandonados, la investigadora advirtió que existía una disociación entre los niños y sus madres, ya que éstas no consideraban que sus hijos se sintieran abandonados. 
 
El promedio de los niños fue 2. 
 
“Es entendible que los menores tuvieran ese puntaje, porque es normal que lleguen a ese sentimiento. Ese es el punto, si se habla de desmitificación. El límite que se pensaría como grave sería 3 ó 4. En tanto, los niños que no padecen pobreza tienen un promedio más bajo, pues experimentan con menos frecuencia, o verbalizan menos la soledad”, indicó la especialista.
 
Soledad, ¿sentimiento o emoción?
Para los especialistas, la soledad es más un sentimiento que una emoción, ya que puede haber personas que se encuentren solas, completamente aisladas, pero sentirse contentas, mientras que a la inversa puede darse un resultado que involucre los sentimientos. 
 
“Puede decirse que la gente la siente si tiene conciencia de sí misma, pues entonces es capaz de identificar algún desequilibrio entre lo que, en términos afectivos, percibe como satisfactorio e insatisfactorio. Por eso, es esencialmente una percepción muy personal y subjetiva”, afirmó la investigadora.
 
Montero identificó entonces las cuatro fuentes que conducen al sentimiento de la soledad: 
  • Carencia de bienestar emocional
  • Carencia de amistades
  • La pareja
  • Las relaciones laborales

Lo importante para la académica es primero reconocer la soledad para poder manejarla antes de que el paciente comience a suplir la ausencia de afecto o compañía con adicciones como alcoholismo, drogadicción, tabaquismo o un exceso en las adquisición de bienes materiales e, incluso, un exceso en relaciones sexuales sin sentir afecto. (Fuente: UNAM)

 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: