Niño recibe trasplante doble de manos

A sus nueve años, Zion Harvey es el paciente más joven en recibir un trasplante

09/09/2016 1:18
AA

A sus nueve años, Zion Harvey se ha convertido en el paciente más joven en recibir un trasplante doble de manos. Un año después de la cirugía, ya puede moverlas normalmente.

Cuando Zion tenía dos años de edad, tuvo gangrena, por lo que perdió sus manos y pies, pues la parte del cerebro que envía señales a sus extremidades había permanecido dormida.

Para escribir, comer y jugar videojuegos, Zion utilizaba sus antebrazos y para caminar, tiene prótesis que también le permiten correr y saltar sin problemas.

En repetidas ocasiones, trató de utilizar prótesis para las manos, pero por no tener los resultados esperados, los médicos le sugirieron el trasplante.

Patty Ray, la madre del pequeño, declaró que la decisión fue única y exclusiva de Zion, quien decía que quería la operación para poder cargar a su hermanita y jugar a la pelota.

Después de la cirugía

Zion fue sometido a cirugía en el Hospital Infantil de Filadelfia, en donde participaron 40 médicos que trabajaron 11 horas.

Al salir del quirófano, lo primero que hizo fue tocar su nariz con sus nuevos dedos.

Para asegurarse de no tener complicaciones ni rechazo, Zion pasó un mes internado en el hospital.

A los pocos días de volver a su casa, ya podía recoger sus juguetes y utilizar tijeras. En navidad, pudo escribir su primera carta a Santa Claus.

Como parte de su tratamiento, tiene que realizar terapias de rehabilitación para que pueda mover perfectamente sus manos.

También requerirá medicamento de por vida para evitar un rechazo. Sus manos irán creciendo conforme él lo haga.

Un año después

Para conmemorar su primer aniversario con sus nuevas manos, Zion y su madre volvieron al hospital en donde hablaron de los avances y cambios que se han presentado desde la cirugía.

El Dr. L. Scott Levin, director del programa de trasplante de manos del Hospital Infantil de Filadelfia, declaró que el pequeño nunca perdió su encanto ni sentido del humor a pesar de las agotadoras terapias de rehabilitación.

“Nunca he visto a Zion llorar. Nunca lo he visto no querer hacer sus terapias. Es un ser humano extraordinario. Ha sido muy valiente y determinado. Ha sido una inspiración para todos”, dijo.

Zion agradeció a los médicos por ayudarlo en el complicado proceso y espera que su historia pueda a ayudar a otros niños en la misma situación.

“Si algún niño ve esto y está pasando por un momento duro, no se rindan, eventualmente todo va a estar bien”, señaló.

Comentó que su sabiduría se debía a las dos personas más maravillosas que conoce: su madre y su abuela, a quienes les advirtió que no fueran a llorar por sus palabras.

Zion ya practica deportes como el baseball, aunque quiere intentar con el fútbol, algo a lo que su madre se niega.

“Es su sueño pero también es el mío. Lo vivo a través de él. Estoy aquí para apoyarlo con todo lo que quiera hacer siempre y cuando se limite a pelotas de béisbol, no de fútbol. Por ahora, sólo baseball”, indicó su madre.

“Mi próxima meta es convencer a mi mamá para que me deje jugar fútbol”, enfatizó Zion.

Hace un mes, logró su primer lanzamiento en un juego de los Orioles de Baltimore y lo hizo como si sus manos nunca se hubieran ido.

(Con información de BBC)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Copy Protected by Chetan's WP-Copyprotect.

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: