Niveles de azúcar en la sangre materna dañan corazón del bebé

Los males congénitos del corazón afectan a ocho de cada 1000 bebés

18/12/2017 6:13
AA
azúcar en la sangre

Es importante cuidar los niveles de azúcar en la sangre, sobre todo en los primeros meses de embarazo.

Es bien sabido que la diabetes en el embarazo puede perjudicar la salud del bebé, no obstante, un nuevo estudio revela que incluso sin diabetes, el nivel alto de azúcar en la sangre de la futura madre, aumenta el riesgo de un mal congénito del corazón en el bebé.

El riesgo es mucho mayor cuando los niveles de azúcar en la sangre son altos durante los primeros meses de gestación, ya que es cuando el corazón del bebé empieza a formarse.

>>Te puede interesar: Cuidados especiales para un recién nacido en invierno 

Azúcar en la sangre aumenta el riesgo 

Este hallazgo se realizó luego de analizar los resultados de un estudio que demostró la relación entre el nivel de glucosa en sangre y los defectos cardíacos congénitos.

El estudio publicado en el Journal of Paediatrics, mostró que el riesgo de que el bebé nazca con un mal congénito del corazón es hasta 8% más alto por cada incremento de 10 miligramos por decilitro en la glucosa de la sangre materna durante la primera etapa del embarazo.

James Priest, profesor asistente en la Universidad Stanford en California, explica que este estudio demuestra que la mayoría de las mujeres que tienen hijos con defectos cardíacos congénitos no tienen diabetes ni lo tuvieron durante el embarazo.

“Encontramos que en mujeres que no tienen diabetes o no desarrollaron diabetes durante el embarazo, persiste el riesgo de tener un bebé con problemas cardíacos congénitos”, resalta.

¿Qué es un mal congénito del corazón?

El doctor Barry Goldberg, especialista en corazón infantil y jefe de cardiología pediátrica del Southside Hospital en Bay Shore, Nueva York, explica por qué es tan delicado prevenir este problema.

“La enfermedad cardíaca congénita ocurre cuando el corazón no se desarrolla normalmente durante la vida fetal. Es el defecto congénito más común, afecta aproximadamente a ocho de cada 1000 nacimientos. Si bien muchos defectos son leves, otros pueden ser devastadores y potencialmente mortales”.

No es nuevo decir que la diabetes en el embarazo aumenta el riesgo de un mal congénito del corazón en el bebé, pero este estudio es el primero en exponer que los bebés de mujeres que simplemente tienen un alto nivel de azúcar en la sangre, también están en riesgo.

>>Te puede interesar: Abrazar a tu bebé recién nacido puede cambiar su ADN 

(Con información de News 18)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: