¿Por qué no debes mimar a los niños?

Sobreprotegerlos y darles todo, los hace blandos, inseguros y poco resolutivos

16/01/2017 12:32
AA

Lo que menos desean los padres es ver a sus hijos sufrir, por lo que hacen de todo para que vivan felices, sin inconvenientes, tranquilos y sin que nada les falte. El problema es que en el afán de protegerlos, llegan a mimar y sobreprotegerlos, lo que puede afectar su desarrollo.

Estas actitudes de los padres tienen como consecuencia niños blandos, hiperprotegidos y poco resolutivos, algo que llega a imperar en su vida adulta.

“Son ciclos normales del desarrollo de una sociedad. Cuando una familia quiere que sus hijos no pasen las dificultades por las que sí pasaron ellos la sociedad se vuelve más cómoda, blanda, menos esforzada”, explica Alfonso Aguiló autor de Educar el carácter.

Gregorio Luri, filósofo y autor del libro Mejor Educados, indica que ahora los niños saben cuando se tienen que sentir mal ante determinadas conductas, pero educar el carácter es animarlos a crecer, por ejemplo, a que sus valores pasen a la acción.

Añade que el carácter ha vuelto cuando se ha sido consciente de que podríamos estar criando a niños blanditos, que surgen por actitudes de los padres como:

  • Presentarse a las revisiones de exámenes de sus hijos
  • Abuchear a los árbitros de partido porque su hijo falló
  • Asilar a los niños que no invitan a sus hijos a sus cumpleaños o jugar.

¿Cómo educar el carácter?

Aguiló menciona que tener buen carácter, no significa que todos estemos cortados por el mismo patrón.

“Pero estoy seguro que casi todos nos pondríamos de acuerdo en que ser honrado, trabajador, generoso, justo, leal, empático, valiente, austero, recio y organizado son buenas cualidades”, dice.

Añade que para educar al carácter, no debe hacerse desde la teoría, pues la educación en valores es algo abstracto.

“Las virtudes son los valores integrados en la persona”, menciona.

Detalla que la educación del carácter no depende del capital monetario, sino del cultural de las familias sobre la forma de transmitir cómo afrontar la vida.

“He conocido a madres que limpiaban escaleras para que sus hijos llevaran unas zapatillas de marca y a gente de dinero que también los mimaba mucho”, señala.

La clave del éxito

La importancia de educar al carácter es algo que se está incentivando en muchas partes, por ejemplo, en la cadena de colegios KIPP en Estados Unidos.

“Trabaja duro. Sé amable”, es el lema de los colegios.

Una de las promotoras de esta educación es Angela Duckworth, una gurú del estudio de personalidad quien tiene un laboratorio donde analiza los rasgos que ayudan a los niños a tener éxito cuando sean mayores.

De acuerdo a su último Best Seller, la tendencia a mantener el interés y el esfuerzo para conseguir metas a largo plazo, así como la fuerza de voluntad, son las cosas que definen a las personas con éxito.

(Con información de El Mundo)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: