No intensificar acciones contra sida traerá más muertes

A pesar de que se ha buscado aumentar el acceso al tratamiento del VIH, la tasa de nuevas infecciones por el virus no disminuye con la suficiente rapidez.

25/06/2015 3:42
AA

Los países que están más afectados por el VIH deben centrarse en detener las nuevas infecciones por el virus y ampliar el acceso al tratamiento antirretrovírico, de lo contrario se corre el riesgo de la que epidemia repunte de nuevo.

 
Así lo advierte un informe de la Comisión de ONUSIDA y The Lancet, que además señala que si la tasa actual de nuevas infecciones continúa, no bastará con mantener los esfuerzos actuales para evitar que en los próximos años crezcan las muertes por sida en muchos países. 
 
Peter Piot, copresidente de la Comisión, indicó que es fundamental aplicar el acceso al tratamiento, aunque el tratamiento por sí solo no libra del sida, por lo que también deben intensificarse los esfuerzos de prevención, especialmente en las poblaciones de mayor riesgo.
 
A pesar de que se ha buscado aumentar el acceso al tratamiento del VIH, la tasa de nuevas infecciones por el virus no disminuye con la suficiente rapidez, aunado al crecimiento demográfico en algunos de los países más afectados, crece el número de personas con VIH que necesitan tratamiento antirretrovírico.
 
Por su parte, Michel Sidibé, director ejecutivo de ONUSIDA, afirmó que se debe actuar ya para poner fin a la epidemia para  2030, pues de no hacerlo las consecuencias humanas y económicas pueden ser graves. 
 
Una de las conclusiones del informe es que en los países africanos más afectados, mantener los esfuerzos en tratamiento y prevención para financiar los programas exigirá hasta 2 por ciento del PIB y al menos un tercio del gasto sanitario público total de 2014 a 2030. Es decir, esos países necesitarán apoyo internacional para sus esfuerzos durante muchos años. 
 
Pero  también es urgente no dejar atrás a los países de ingresos medios, que deben hacer más para mantener sus programas de atención y prevención para las poblaciones de mayor riesgo. 
 
Aprovechar al máximo la oportunidad que se presenta durante estos cinco años, significa que para el 2030 se reduciría en gran medida la transmisión del VIH y las muertes relacionadas con el sida, y prácticamente se eliminaría la transmisión maternoinfantil. 
 
En el informe se señala a aquellos países que han abandonado las estrategias al ver que la epidemia se mantenía estable o disminuía, pero en la actualidad se ha observado un aumento de comportamientos sexuales de riesgo entre los grupos más expuestos y un aumento al número de infectados por VIH.
 
Además indica siete claves como intensificar los esfuerzos contra el sida, tomar en serio la prevención y ampliar el acceso al tratamiento, entre otros (Con información de Onusida).

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: