Entrevista de trabajo, lo que debes y no debes hacer

Existen cinco cosas que cometemos que arruinan una entrevista de trabajo

16/05/2016 4:00
AA

¿Cuántas veces no te ha pasado que cuando vas a una entrevista laboral sientes que te fue excelente, que seguro sí te quedas, pero al pasar los días, ya no te llaman? Si bien son muchas las razones por las que esto sucede, hay una en particular: no actuaste correctamente.

La entrevista de trabajo es sin duda el filtro más difícil para conseguir un trabajo, pues en cuestión de unos minutos, tienes que demostrar por qué debes ser contratado y hacer que se olviden de los demás, pero muchas veces por querer hacer nuestro mejor esfuerzo, llegamos a cometer algunos errores.

Así tengas años de experiencia, estudios superiores o hables muchos idiomas, si no transmites la imagen correcta definitivamente no te contratarán.

Para evitar esto y que sigas en la búsqueda, te decimos las cinco causas más comunes por las que eres descartado después de hablar con el reclutador.

  1. Tu imagen personal no es la adecuada: recuerda vestirte de acuerdo a la ideología de la empresa. Si vas a un empleo corporativo, no uses con pantalones de mezclilla o tenis. En caso de que sea una posición más relajada como una agencia de publicidad o en alguna compañía de internet, no te pongas traje y corbata. Investiga bien a la empresa.
  2. Interrumpes con frecuencia: a veces es tanto lo que te preparaste o los nervios que tienes, que hablas sin parar y anticipas las preguntas del entrevistador. Esto sólo dejará una mala imagen de ti, además de que transmites desesperación. Si ya tienes preparadas tus respuestas, espera a que el entrevistador lo haga. La paciencia te ayudará a responder mejor.
  3. Transmites desesperación: puede que sí estuviste bien en la entrevista, pero como ves que no te responden, comienzas a enviar mails o llamas contantemente. Estas acciones provocarán que si te tenían contemplado, te descarten de inmediato. Portarte arrogante y desinteresado, tampoco es bueno.
  4. Das la impresión de que requerirás mucha capacitación: debes mostrarte seguro de que sabes cómo hacer el trabajo o de lo contrario, no te tomarán en cuenta. Los directivos generalmente están ocupados, así que no tienen mucho tiempo más que el necesario para entrenarte.
  5. Estás muy interesado en lo beneficios de la empresa: todos queremos saber lo que la empresa ofrece; sin embargo, no lo cuestiones hasta que el reclutador te lo pregunte. Hacerlo antes te hace ver como una persona que no le interesa el trabajo.

(Con información de Yahoo)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: