No te conviertas en madre sobreprotectora

Soltar a los hijos no es fácil, pero es necesario para que formen su camino

30/06/2016 4:03
AA

Desde que un hijo nace las madres buscan a toda costa mantenerlo a salvo, evitar que sufra o esté triste, pero en muchas ocasiones por querer lo mejor, se cae en la sobreprotección la cual aumenta conforme la edad del niño.

Cuando llega la adolescencia, los temores de la madre se intensifican pues el menor experimenta cambios en todos los sentidos además de que es la etapa donde comienza a tomar decisiones importantes que no siempre son las más adecuadas.

En el intento de ayudar, tanto madres como padres comienzan a planear la vida de su hijo sin tomar en cuenta sus preferencias con tal de que no cometan errores, sin embargo, equivocarse forma parte de la madurez y es necesario para que aprendan sobre la vida.

Algo que deben entender los padres es que a esa edad los hijos ya saben distinguir lo bueno y lo malo, por lo que son capaces de tomar decisiones por su cuenta, así que hay que dejarlos, pero ¿cómo?

Aunque sea difícil soltar a los hijos, debe hacerse lo antes posible y para ello, sólo basta seguir los siguientes tres pasos:

  1. Confía: demuestra que confías en tu hijo y déjalo hacer las cosas que le gustan pero con límites, por ejemplo, escoger su escuela, su ropa, sus amigos y su estilo de vida. Cada día permítele tomar más decisiones y haz que enfrente por sí mismo los errores que llegue a cometer. Haz que con sus acciones, se gane por completo tu confianza.
  2. Actúa como una guía: dale las herramientas para que desarrolle sus emociones y habilidades de la mejor manera. También procura tener mucha comunicación para conocer sus intereses e inquietudes, sin caer en el espionaje o inmiscuirte en cada aspecto de su vida.
  3. No hagas de tus miedos los suyos: es normal sentir temor de que le pase algo como un accidente o un asalto, pero es importante que aprendas a controlar esos miedos, porque de lo contrario los trasmitirás y harás de tu hijo una persona insegura.

Recuerda que lo más importante es confiar en ellos y asegurarte de darle la libertad suficiente para conformar su camino por la vida. Siempre apóyalos y ofréceles alternativas para que decidan sabiamente.

(Con información de familias.com)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: