Niños no deben acercarse a un perro asustado

Enseña a tus hijos a reconocer el comportamiento de los perros para evitar mordeduras

04/10/2016 11:30
AA

Los niños pequeños no necesariamente saben que no deberían acercarse a un perro asustado, lo que les podría poner en peligro de que les muerda, muestra un nuevo estudio británico.

Aunque los niños pequeños a menudo sabían que un perro enojado era algo problemático, eran igual de propensos a acercarse a un perro asustado que a uno contento.

Las estadísticas de Reino Unido muestran que los niños pequeños tienen el riesgo más alto de ser mordidos por un perro, con casi 1,200 admisiones a hospitales de niños menores de 10 años entre 2013 y 2014”, dijo la coautora del estudio, Sarah Rose, de la Universidad de Staffordshire.

“Este estudio exploró si la explicación es que no pueden reconocer adecuadamente las emociones de un perro cuando se acercan a uno”, dijo en un comunicado de prensa la Sociedad Británica de Psicología (Brittish Psychological Society).

Se les dificulta identificar emoción del perro

Los investigadores pidieron a dos grupos de niños que miraran imágenes y videos breves de perros. El primer grupo lo formaban 57 niños de entre 4 y 5 años de edad. El segundo grupo contó con 61 niños, de 6 a 7 años de edad. Algunos de los videos y las imágenes mostraron a perros que parecían estar enojados o asustados.

Los investigadores pidieron luego a los niños que describieran la emoción aparente del perro y que dijeran si querían jugar con el perro.

Los investigadores hallaron que los niños eran capaces de reconocer cuando un perro estaba contento, enojado o asustado con un grado mayor que lo que sugeriría el azar.

Estuvieron más acertados con los perros enojados, y tuvieron menos éxito reconociendo a los perros contentos o asustados No parecían comprender que no deberían acercarse a un perro asustado.

“Los niños pequeños relativamente buenos identificando la emoción que un perro está mostrando”, dijo Rose. “Pero a los niños les falta comprensión sobre la seguridad cuando están cerca de perros, ya que solamente se mostraron precavidos  a la hora de acercarse a perros enojados. Parecían no ser conscientes de que acercarse a perros asustados podría traer problemas. Este hallazgo debería ayudar a informar a las campañas de prevención de mordeduras de perro”.

(Con información de Medline Plus).


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: