Nuevas herramientas contra tumores

Crioablación y microondas tecnologías de mínima invasión que han resultado efectivos para tratar algunos tipos de cáncer.

02/02/2014 4:26
AA
Dos nuevas tecnologías, que ya han sido utilizadas en beneficio de más de 50 mil pacientes con cáncer en todo el mundo, permiten destruir tumores sólidos de próstata, riñón e hígado por medio de la congelación de células malignas a -20 grados Centígrados o el calentamiento de este mismo tipo de células a más de 60 grados Centígrados. La primera técnica se llama Crioablación y la segunda destrucción de tumores con microondas.
 
Médicos especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y del Instituto de Seguridad Social al Servicio de los Trabajadores del Estaco (ISSSTE) presentaron los avances que se han registrado en el uso de esta tecnología en México, en el marco de la conmemoración del Día Mundial del Cáncer, este 4 de febrero.
 
La Crioablación, también conocida como crioterapia, fue probada originalmente como cirugía contra cáncer de próstata y posteriormente se ha utilizado para la atención en algunos tipos de cáncer de riñón, hígado, corazón, pulmón, seno, útero, huesos y en algunos tejidos ganglionares.
 
Este tipo de tratamiento se puede usar en tumores que están en lugares de muy difícil acceso para un cirujano y donde hay vasos sanguíneos que sería muy grave dañar. También se ha aplicado a lesiones cancerígenas que habían reincidido después de haber sido sometidas a tratamientos de radiación, braquiterapia, radiofrecuencia o cuando en una enfermedad localmente avanzada la cirugía fue contraindicada.
 
El doctor Edgar Neri Péres, Jefe del Servicio de Urología del Hospital General Regional Número 1 del IMSS, informó que para que un tratamiento sea exitoso, se deben considerar los factores individuales y propios del tumor, en el caso de la Crioablación es un tratamiento de mínima invasión guiado por imagen, ya sea ultrasonido o tomografía computarizada, con la finalidad de destruir una lesión o tumor maligno aplicando una sonda que congela a menos de -20 °C.
 
“El tumor, así como cualquier parte de nuestro cuerpo, está constituido por agua; y el agua se congela. En el ámbito vascular, se produce una reducción y al no haber irrigación, el tejido muere debido al congelamiento”.
 
La Crioablación es un método seguro, efectivo con los siguientes beneficios: corta estancia, efecto analgésico, reproducible y controlable mediante imagen.
 
El tratamiento con microondas también es de mínima invasión guiado por imagen en donde se introduce una sonda hasta el tumor, aplicando las microondas que producen calor por arriba de 60° C; el calor que se genera por la fricción a través de la vibración de las moléculas de agua, origina coagulación y necrosis tumoral, destruyendo el tumor, según explicó el doctor Carlos W. Florez Zorrilla, Cirujano Hepatobiliar y de Trasplante Hepático, Responsable del Programa de Trasplante Hepático Centro Médico Nacional 20 de Noviembre-ISSSTE.
 
Los candidatos a estos tratamientos son pacientes que ya tienen un diagnóstico de un tumor maligno y por sus condiciones generales u otras enfermedades no son candidatos a que se les opere. También es ideal para aquellos pacientes que tiene metástasis, es decir que se ha extendido a otros sitios como el hígado, pulmón, huesos y que en lugar de operarlos se prefiere hacer este tipo de tratamiento menos invasivo y de igual efectividad.
 
La utilización para cualquiera de estos dos métodos: Crioablación o Microondas,  dependerá del tipo de tumor, localización y estructuras que se encuentren a su alrededor, lo que permitirá al paciente tener una mayor y mejor calidad de vida.

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: