Nueve señales que alertan bajos niveles de serotonina

¿Te sientes fatigado, inquieto y con antojo de dulces o carbohidratos?

02/02/2017 4:00
AA

¿Últimamente te sientes fatigado, aletargado, inquieto y con una necesidad mayor de comer dulces o carbohidratos? Es posible que tengas tus niveles de serotonina por los suelos.

La serotonina es un neurotransmisor que permite la comunicación entre las neuronas y que se encarga de algunas funciones como la regulación del deseo sexual, el control de la ansiedad y agresividad, así como el manteniendo de la vigilia y la producción de las hormonas como la melatonina.

Cuando los niveles de serotonina se encuentran normales, los músculos intestinales mueven mejor los alimentos a través del tracto además de que te sientes confiado y feliz.

En cambio, cuando los niveles son bajos, el cuerpo lo avisa a través de nueve señales las cuales te decimos a continuación.

Estás enojado o molesto todo el tiempo

Se suele presentar agresión y comportamiento impulsivo sin razón.

“Cuando los niveles de serotonina están donde deben estar, eres más flexible en tu pensamiento, te sientes más feliz y abierto a las opiniones de otras personas, por lo que te sientes más despreocupado y relajado”, explica Michele Paiva, psicoterapeuta y estratega de neuromarketing.

Te sientes deprimido

Te puedes sentir triste, sin motivación y con ganas de llorar sin ninguna razón.

“Muchas de las mujeres que sufren depresión, suelen tener deficiencia de serotonina”, indica Paiva.

Comes mucho chocolate y pan

Cuando tus niveles de serotonina son bajos, tu cuerpo busca regularlos rápidamente y la solución que encuentra es aumentar la ingesta de carbohidratos como el chocolate o el pan.

Paiva indica que los antojos se presentan porque esos alimentos dan sensación de felicidad.

Tienes problemas para dormir

Cuando los niveles son bajos, llegamos a padecer insomnio o nos levantamos en repetidas ocasiones pegando o gritando.

Estás preocupado y estresado

“Si te sientes estresado, agitado, con ansiedad generalizada o pánico, también puedes estar viendo una deficiencia significativa de serotonina”, dice Paiva.

Tu apetito es diferente

Puede ser que tengas más o menos hambre que la habitual, además de que tienes predilección por las cosas dulces o grasosas.

Prefieres quedarte en casa

Cuando los niveles son altos, te sientes tranquilo y con ánimo de convivir con los demás y ayudar.

Pero cuando la serotonina baja, te sientes desmotivado y sin ganas de salir con amigos, por lo que te aíslas y prefieres quedarte en casa.

No te estás cuidando

La baja autoestima que provoca la baja cantidad de serotonina, provoca que no tengas ganas de cuidar de ti mismo.

Tienes dolores de cabeza

Existe una relación entre la disminución de serotonina y los dolores de cabeza, así que si últimamente los padeces, lo mejor es acudir con el médico.

En caso de que tengas estos síntomas, no te preocupes. Sólo debes hacer cambios en tu estilo de vida como hacer más ejercicio, comer más saludable o meditar. De igual manera, consulta a tu médico.

(Con información de Bustle)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: