Nueve verdades del trastorno de ansiedad

Muchos pacientes se sienten incomprendidos por los demás

25/07/2016 4:03
AA

Una persona con trastorno de ansiedad, normalmente se siente incomprendido por los demás debido a que no saben cómo es vivir con ello, además de que lo llegan a considerar algo normal que no requiere de mayor atención, lo cual no es cierto.

El que todos expresen con frecuencia que tienen ansiedad, es una de las razones por las que esta enfermedad no se toma en serio o que el paciente no busque ayuda.

Para que conozcas más sobre este trastorno, a continuación te decimos nueve cosas de lo que realmente significa tener ansiedad.

  1. Sentirse ansioso en el día no significa que tengas el trastorno. Para diagnosticarlo, debes tener los síntomas por lo menos seis meses.
  2. Los principales síntomas son tensión o preocupación extrema que no puedes evitar sobre cosas triviales. De igual manera puedes tener temblores, dolor de cabeza, nausea, diarrea, dolor muscular, trastornos de sueño y alteración en tus pensamientos.
  3. Las personas con ansiedad, tienen altas probabilidades de transmitir el trastorno a sus hijos, pero no siempre. Las experiencias que se tengan también influyen en su aparición.
  4. No hay una prueba de laboratorio que pueda diagnosticar el trastorno. Para detectarlo, el médico se basará en los síntomas y preguntas que le haga al paciente.
  5. El tratamiento requiere atención psicológica y en algunos casos medicamentos, sobre todo cuando se padecen otros trastornos como depresión o pánico.
  6. Las personas con ansiedad deben evitar la cafeína, drogas ilegales y algunos fármacos, porque pueden agravar sus síntomas. Asimismo deben tener un adecuado descanso, comer sanamente, realizar técnicas de relajación y hacer ejercicio.
  7. La ansiedad puede conducir a otros problemas como depresión, alcoholismo o drogadicción.
  8. Se puede presentar el desorden de ansiedad social, en la cual las personas sienten pánico cuando se enfrentan a situaciones sociales ordinarias.
  9. Otros padecimientos que se pueden generar son fobias a distintas cosas como las alturas, espacios cerrados, animales, volar o el agua, así como trastorno obsesivo compulsivo, trastorno de pánico o trastorno de estrés postraumático.

(Con información de Web MD)


Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: