Nuevo tratamiento para combatir esclerosis

Ante el acelerado aumento de la esclerosis múltiple se ha desarrollado un nuevo fármaco que permite más apego al tratamiento.

23/06/2011 3:02
AA
Una de las grandes preocupaciones médicas en nuestro país es el aumento de la incidencia de esclerosis múltiple (EM) entre adultos jóvenes de 20 a 40 años de edad, pues de la década de los 70’s a la actualidad la frecuencia ha pasado de 3 a 15 casos por 100 mil habitantes. La situación se agrava por el poco apego que tienen los pacientes al tratamiento, lo cual les provoca severas recaídas que pueden llevar a los pacientes a la parálisis total del cuerpo.
 
Así lo refirió en conferencia de prensa la doctora Lilia Núñez, Jefe del Servicio de Neurología Del Centro Médico Nacional 20 de noviembre del ISSSTE, al explicar que la EM es una enfermedad inmunológica, crónica y degenerativa que daña al cerebro y médula espinal.
 
Se origina por reacciones del sistema inmunológico que no reconoce como parte del organismo a la mielina, que es el recubrimiento de fibras nerviosas, por lo que procede a destruirla, a partir de lo cual no existe ya una adecuada comunicación entre los neurotransmisores del movimiento.
 
La especialista puntualizó que debido al incremento de la enfermedad en nuestro país, ésta puede convertirse en un problema de salud pública de no ser diagnosticada de forma oportuna; ésta afecta dos veces más a las mujeres que a los hombres, debido a los cambios hormonales.
 
La EM representa daños que no sólo implica la inmovilidad, sino también trastornos emocionales, lo cual implica discapacidades tanto físicas como mentales. Entre sus síntomas se encuentran:
  • Calambres
  • Temblores musculares
  • Adormecimiento en extremidades o del cuello hacia abajo, por más de 24 horas
  • Astenia (fatiga)
  • Pérdida de masa muscular
  • Debilidad muscular
  • Discoordinación en los movimientos
  • Disatria (problemas del habla)
  • Disfagia (problemas al tragar)
  • Insuficiencia respiratoria
  • Disnea (problemas al respirar)
  • Espasticidad (rigidez muscular)
  • Disfunción sexual
  • Problemas de visión
  • Problemas cognoscitivos, como dificultad de realizar tareas simultáneas, seguir instrucciones detalladas, pérdida de memoria a corto plazo
  • Trastornos emocionales como depresión, labilidad (risas y llantos inapropiados sin afectación psicológica)
  • Estreñimiento secundario a inmovilidad
Sin embargo, existen nuevos tratamientos que dan pauta a reducir la discapacidad, al lograr detener la actividad inflamatoria dentro del sistema nervioso central y periférico, minimizando la frecuencia así como la gravedad de las recaídas en los pacientes.
 
Entre las terapias que brindan mejor calidad de vida se encuentra Rebif-NF (interferón beta-1a); su perfil de seguridad está respaldado por un programa continuo y robusto de desarrollo clínico.
 
Al respecto, la doctora Laura Ordoñez, neuróloga adscrita al Hospital Central Norte de Pemex, explicó: “Rebif-NF, es un tratamiento que contiene interferon beta-1a y distintos excipientes, como el Alcohol Bencílico, Manitol, L-Metionina, entre otros; los interferones son un grupo de glucoproteínas endógenas dotadas de propiedades inmunomoduladoras antivirales y antiproliferativas; es decir, este conjunto de elementos regulan los mecanismos de defensa contra cualquier agente externo que pueda ser nocivo, así como efectos antivirales estimulando el aumento y la actividad de células de defensa”,
 
Otra de las grandes ventajas de este tratamiento es que este fármaco cuenta con un dispositivo electrónico de inyección llamado RebiSmart, el cual facilita la adherencia del tratamiento y maximiza la eficiencia del fármaco, pues se trata de un dispositivo electrónico que indica la dosis exacta que se debe aplicar, e incluso cuenta con una memoria que establece si el medicamento ha sido aplicado oportunamente, con lo cual se eliminan riesgos como “olvidos” o aplicaciones de dosis extras que pueden ser contraproducentes.
 
La especialista refirió igualmente que los estudios realizados actualmente arman la necesidad ante los pacientes, médicos y familiares, de asumir un tratamiento original de primera línea, que favorezca la calidad de vida y control de la enfermedad, apegándose correctamente al tratamiento, lo cual da como resultado el buen control y manejo del padecimiento, que a su vez redunda en una mayor calidad de vida.
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: