publicidad

Dietas

Alimentación inadecuada reduce la vida de 10 a 15 años

La obesidad se ha triplicado en todo el mundo.

  • Ingrid Consuelo Silva Palma
  • 19/01/2019
  • 21:12 hrs.

De acuerdo con la Secretaría de Salud (Ssa), la alimentación se define como el proceso mediante el cual se obtienen diversas sustancias contenidas en los alimentos que componen a la unidad de alimentación, es decir, la dieta.





En ese sentido, una alimentación de calidad nutritiva y en cantidades adecuadas (porciones) es clave durante toda la vida pues mejora la salud, previene enfermedades, participa de un crecimiento y desarrollo adecuados a nivel físico y mental.





Te recomendamos: Discriminación laboral por diabetes ¿una realidad?





Hábitos de alimentación inadecuados reducen la vida





Al respecto, médicos del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) advierten sobre las consecuencias nocivas para la salud de tener hábitos inadecuados de alimentación.





Ramón Rojo López, directos de la Unidad de Medicina Familiar (UMF) número 39 del IMSS explica que la obesidad es un padecimiento que se genera por exceso de grasa en el cuerpo y, en cambio, el sobrepeso se refiere a pesar demasiado y es resultado de los huesos, la masa muscular, la grasa y el agua, aunque, aclara el investigador, ambos términos implican que una persona pesa más con relación a su talla.





Y es que, la obesidad es el resultado de un consumo mayor de las calorías recomendadas , consecuencia de una alimentación inadecuada y deficiente.





De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), desde 1975, la obesidad se ha triplicado en todo el mundo.





Los
peligros de la obesidad son diversos y entre ellos está su asociación con el
desarrollo de enfermedades crónico degenerativas como la diabetes,
hipertensión, osteoporosis, enfermedades oncológicas, enfermedades cardiovasculares,
derrames cerebrales, artritis y también ciertos tipos de cáncer.





También te sugerimos: ¿Cómo identificar negligencia médica?





Finalmente, Rojo López advirtió que una consecuencia grave de los hábitos inadecuados de alimentación es la reducción de la esperanza de vida entre 10 y 15 años.


publicidad

publicidad

publicidad

publicidad