publicidad

Otros

Alimentos ricos en agua con menos calorías

Experta señaló que los alimentos con menor densidad calórica, son los que disuelven su contenido energético en agua, brindan más saciedad.

  • 10/05/2013
  • 12:19 hrs.

Comer menos calorías y gastar más energía ayuda a perder peso, han afirmado diversos especialista, pero comer menos calorías no significa que consumas menos alimento, incluso puede ser más cantidad, la diferencia radica en la densidad calórica de cada uno de estos, dijo en entrevista con SUMEDICO, la nutrióloga Janette Pardío.

De acuerdo con la especialista, aunque lo recomendable es comer pocas calorías, no es recomendable comer poca comida porque puede generar diversas descompensaciones, pero es muy sano saber elegir la mejor calidad de alimentos, como son las frutas y verduras.

“Siempre nos dicen come vegetales y frutas frescas porque es sano, y eso es justo lo que demostramos con una investigación sobre densidad calórica, es sano porque estos alimentos aportan muchas vitaminas y minerales, en algunos caso también proteínas, pero respecto a las calorías, son alimentos muy grandes en comparación de las calorías que aportan, porque mucho del espacio es agua”, dijo.

Pardío señaló que un alimento que tiene sus calorías disueltas en un gran volumen de agua, provoca más saciedad y evita que las personas engorden de más, y por lo tanto esta es una de las vías que ella propone para combatir la obesidad.

“Esto no es la panacea, es una de las vías para controlar el peso, porque una buena alimentación debe combinarse con una buena cantidad de actividad física para poder lograr los resultados esperados, además de llevar una vida tranquila y con hábitos sanos, es todo un conjunto”, dijo.

La mejor forma para saber si un alimento es de alta o baja densidad calórica, “es ver cuál es el volumen que ocupa, y cuántas calorías tienen, también que tanta agua tienen, no tenemos que ser expertos, solo observar”, afirmó.

La especialista señaló que una barrita de fibra, puede ayudar al organismo por su aporte digestivo, “pero no es un alimento que debamos consumir muy seguido, porque ahora aunque pueda estar libre de grasas, la grasa no es el problema, sino que al ser un alimento pequeño no nos quita el hambre por varias horas, y no nos aporta agua, todas sus calorías se contienen en un pequeño espacio, y este alimento no cumplirá con su objetivo de refrigerio para no llegar con tanta hambre a la otra comida, ni nos aporta agua ni los nutrientes que un alimento de calidad aportaría”, señaló.

Para tener un peso más sano la experta recomendó:

  • Procurar hacer cuatro o cinco comidas al día
  • Las comidas fuertes (desayuno, comida y cena), deben ser ricas en frutas y verduras e incluir un poco de proteína
  • Las colaciones deben componerse de alimentos ricos en agua como jícamas, pepinos, o cualquier fruta o verdura y un cereal y una proteína como una quesadilla de setas.
  • Incluir siempre una sopa aguada en la comida porque es un alimento muy acuoso que proporciona mayor saciedad
  • Beber suficiente agua natural diariamente
  • Hacer ejercicio de forma frecuente

 (*) Janette Pardío
Coordinadora Científica del Programa Obesidad Infantil de Funsalud

 

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad