Las tortitas de arroz inflado son muy populares debido a que se consideran muy saludables y se cree que son buenos aliados para adelgazar, sin embargo, expertos opinan que esto podría no ser de todo cierto. Esto es lo que debes saber. 

Muchos eligen las tortitas de arroz inflado como un complemento saludable para su desayuno o incluso, una botana o merienda baja en calorías para adelgazar.

Sin embargo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) alerta que las tortitas de arroz inflado no son la opción más saludable para una botana o tentempié. 

Tortitas de arroz inflado ¿son saludables?

La OCU señala que este alimento no ayuda a adelgazar y que, de hecho, es recomendable sustituirlo por otros que sean realmente buenos.

(Foto: Pinterest)

La advertencia se dio a conocer después de que la organización realizara un informe en el que analizó y comparó 151 tortitas de arroz, maíz, avena, espelta y trigo, solas o con algún tipo de sabor, como de yogur o chocolate.

Detectaron que las tortitas de arroz inflado no engordan menos que el pan y que las opciones de tortitas de sabores ni siquiera son saludables.

Pero, ¿qué son las tortitas de arroz? Las tortitas de cereales son el resultado del extrusionado de una masa a base de cereales: se consigue un producto con mucho volumen que pesa poco. Al masticar o, mejor dicho, dejar fundir en la boca una tortita de cereales engañamos al estómago porque ingerimos aire y no calorías.

La percepción que se tiene de las tortitas de arroz inflado es que se venden como un alimento saludable debido a que tienen pocas calorías por unidad, pero esto se debe a que tienen poco peso, mucho aire y sacian bastante.

“Trasladándolas a 100 gramos, las calorías ya se hacen notar: 383 kcal, frente a las 240 kcal de la misma cantidad de pan blanco o las 251 kcal de pan integral. ¡Y eso con la fama que tiene el pan de engordar!”, explican desde la OCU y añaden que las tortitas de sabores o chocolate llegan incluso a las 443 y 471 kcal.

Grasas saturadas y sal, ingredientes de las tortitas de arroz inflado

El gran aporte calórico de las tortitas de arroz inflado proviene de las grandes cantidades de grasas y azúcar, especialmente en su versión chocolate, además de incluir colorantes, aromas y potenciadores del sabor.

(Foto: Pinterest)

Se detectó que el 27% de las tortitas de cereales analizadas por la OCU tenían más de 1% de sal y el 17% más de 1,25%, una cantidad que excede los 5 g diarios que recomienda la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Al respecto, la OCU cree que se da poca información en el etiquetado, y que estos datos deberían ser más completos, incluyendo el origen de los ingredientes empleados en su elaboración.

Además, en el estudio de las 151 tortitas de cereales encontraron que no era difícil detectar más de un 15% de grasas saturadas en ellas.

“Como ejemplos tenemos la Tortita de arroz con caramelo de la marca Ecocesta (16%) y la Tortita yogur de GutBio de Aldi con un 15,8%: llevan un recubrimiento de manteca de cacao (grasa saturada), similar a la capa de mantequilla que se unta antes de poner la mermelada”, advierten.

Por su parte, el alto contenido de sal es otro de los problemas de estos productos, lo que se sabe puede aumentar el riesgo de problemas como hipertensión arterial.

(Foto: Pixabay) 

La OMS aconseja que no se consuma más de 5 gramos diarios de este mineral, pero según la OCU el 27% de las tortitas de cereales analizadas tienen más de 1% de sal y el 17% más de 1,25%.

De todas las tortitas analizadas, 64 de 100 no son saludables según los cálculos de la OCU.  

¿Qué alternativas pueden ser mejor que las tortitas de arroz inflado?

Como alternativa saludable, desde la OCU señalan que se puede optar por opciones más nutritivas como:

  • Fruta fresca
  • Pan integral con jitomate
  • Jamón o queso panela con aceite de oliva  
  • Frutos secos

En el caso de los niños, la OCU destaca que las tortitas de arroz inflado no deben ser parte de sus desayunos ni meriendas y que las alternativas más saludables mencionadas ayudarían a mejorar la salud de los más pequeños.

Los expertos concluyen que comer una tortita sencilla como tentempié, para saciarse en un momento en que se tenga hambre puede ser una posibilidad, pero comer tortitas de cereales porque "engordan menos que el pan" es algo falso que se debe dejar de creer. 

(Con información de OCU y WebConsultas)

Para saber más de...Relacionan consumo de bebidas azucaradas con cáncer de hígado

¿Es malo consumir refrescos?

Sí, lo es. De acuerdo con un estudio que involucró a 90 mil mujeres aquellas que consumían sodas tenían un mayor riesgo de cáncer
¿Qué tipo de cáncer?

No se trataba de cualquier cáncer, sino de cáncer de hígado, una enfermedad que de acuerdo con la American Cancer Society afecta a 41 mil 260 personas cada año y mata a 30 mil 520 de los que lo padecen.
¿Cuáles son los factores de riesgo del cáncer de hígado?

Mayo Clinic informa que algunos de los factores de riesgo son: infección con el virus de hepatitis, cirrosis, ciertos padecimientos hereditarios del hígado como la enfermedad de Wilson, diabetes, hígado graso no alcohólico, alcoholismo.
¿Qué se descubrió en la investigación?

Los que se encontró en el estudio sobre el consumo de refrescos y su relación con el cáncer de hígado es que las mujeres que consumían por lo menos un refresco o bebida azucarada al día se enfrentaban a un riesgo 78% mayor de desarrollar este tipo de cáncer que quienes no los tomaban.
¿Qué pueden hacer las personas para prevenir el cáncer de hígado?

Los investigadores sugieren que reemplazar las bebidas azucaradas por agua y por café o té no azucarados puede reducir de manera importante el riesgo de padecer cáncer de hígado
¿No tomarlos es bueno?

“Si se confirman nuestros descubrimientos, disminuir el consumo de bebidas azucaradas podría servir como estrategia de salud pública para reducir la carga de cáncer de hígado", mencionó el doctor Loggang Zhao, de la Universidad de Carolina del Norte, quien fungió como autor principal del estudio.