publicidad

Otros

Los enemigos a los que se enfrentan los runners

No usar tenis adecuados o correr en terrenos inestables, pueden causar múltiples lesiones.

  • 11/04/2016
  • 15:31 hrs.
Correr es un deporte relativamente sencillo, pues sólo se necesitan tenis y mucha disposición para recorrer las calles o parques cercanos; sin embargo, en la práctica se pueden presentar algunos enemigos que hacen de ese buen momento, algo doloroso o que se presente algún incidente.

El Dr. José Carlos de Lucas, director médico del Instituto de Traumatología Estévez en el Hospital Vithas Nuestra Señora de América, señala que al ser el running un deporte de impacto, se pueden tener lesiones, especialmente cuando no se tienen en cuenta algunos factores como es el exceso de peso, la dureza y estabilidad del terreno, así como el tipo de tenis.

"El exceso de peso es un riesgo para los 'runners' porque a mayor peso, mayor impacto, y precisamente ese impacto contra el suelo que repercute en todo el cuerpo es el que causa las lesiones", explica

Añade que las lesiones más comunes son:

  • Fascitis plantar: cuando la banda gruesa de tejido en la planta del pie se estira o se sobrecarga demasiado.

  • Tendinopatía aquilea: produce un dolor localizado en la zona media del tendón de Aquiles que se intensifica tras el ejercicio.

  • Edemas óseos: acumulación de fluidos inflamatorios en el interior del hueso.

  • Fracturas de estrés: se producen por una acción prolongada y repetitiva de fuerzas o micro traumatismos de bajo impacto.

  • Tendinopatía rotuliana: degeneración del tendón rotuliano, en su inserción en el hueso.

  • Síndrome de la cintilla iliotibial: se presenta un dolor fuerte en la parte externa de la rodilla, que aparece de forma progresiva durante la carrera.

  • Síndrome rotuliano o de dolor anterior en la rodilla: sobrecarga crónica de los músculos del miembro inferior

  • Periostitis tibial: inflamación de la membrana que recubre la tibia y produce dolor generalmente en el tercio inferior de la cara interna de la tibia.


El médico señala que en caso de sufrir algún daño, se debe aplicar frío, tener reposo y rehabilitación para flexibilizar la musculatura.

De igual manera, resalta la importancia de acudir con un especialista antes de comenzar cualquier rutina de ejercicio.

(Con información de 20 minutos)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad