publicidad

Otros

Los siete objetos que debes cambiar con frecuencia

Aunque parezcan inofensivos o en buenas condiciones, pueden tener millones de bacterias

  • 31/05/2017
  • 04:02 hrs.
Aunque el hogar parezca un lugar seguro y libre de riesgos, es ahí donde más contacto tenemos con ciertos virus y bacterias que nos provocan enfermedades sin darnos cuenta de ello.

En cualquier lugar de la casa viven estos virus y bacterias, pero hay sitios particulares donde más se sitúan: los objetos personales.

Aunque a simple vista los objetos que utilizas para tu arreglo personal o higiene pueden parecer inofensivos o en buenas condiciones, la realidad es que pueden ser un contenedor de millones de bacterias, por lo que hay que reemplazarlos cada cierto tiempo.

Por ello, es importante que sepas cuáles son los objetos que debes cambiar y cada cuánto tiempo, lo cual te decimos a continuación.

Cepillo del cabello


El tiempo de cambiarlo dependerá de sus materiales, el tipo de pelo que tengas y los productos que utilizas para peinarte.

Lo ideal es hacerlo cada 6 o 12 meses, y desinfectarlo una vez por semana.

Esponja de baño


El objetivo de las esponjas es eliminar las células muertas y otras impurezas acumuladas en el organismo, por lo que al terminar de usarlas almacenan bacterias.

En este caso, lo mejor es cambiarla cada tres o cuatro semanas si es de material natural, y cada dos meses si su material es sintético.

Al limpiarla, hay que hacerlo a diario con un producto desinfectante, ponerla al aire libre para que se seque, no utilizarla en el rostro y la zona íntima y tampoco usarla después del rasurado.

Cepillo dental


Sin importar que luzca en buen estado, hay que reemplazarlo cada tres meses o antes si las cerdas están muy desgastadas.

Toallas de baño


Si se les brinda un buen cuidado, pueden durar muchos años sin ningún problema.

Lo recomendable es lavarlas después de tres o cuatro usos.

Rastrillos


Se pueden rehusar entre cinco y siete veces, dependiendo el material con el que estén fabricados.

En cuanto el rastrillo se deslice o comience a funcionar mal, es momento de utilizar uno nuevo.

Para que tenga una mayor vida, lávalo con agua caliente después de usarlo.

Ropa de cama


Comúnmente pueden pasar meses para que cambies tus cobijas o semanas; sin embargo, la indicación es hacerlo por lo menos, una vez a la semana.

La razón de esto es que los tejidos absorben sudor, células muertas, ácaros y otras impurezas que causan reacciones indeseadas al organismo.

Toallas de manos


Al igual que las de baño, pueden durar mucho tiempo cuidándolas correctamente.

El tiempo para cambiar a una limpia es de dos días, ya que almacenan suciedad, restos del jabón y humedad.

Si no quieres cambiarlas tan seguido, una opción es utilizar desechables.

(Con información de Mejor con Salud)

publicidad

publicidad

publicidad

publicidad