Obesidad aumenta riesgo en embarazo

Especialista en ginecología advirtió todos los riesgos de embarazarse si se tiene obesidad y de la importancia de tener un peso sano en esta etapa.

13/03/2012 5:30
AA

La obesidad causa muchos problemas a la salud, en especial cuando se trata de una mujer embarazada, pues los riesgos no solo son para ella, sino también para su bebé, y esto en el caso de que logre embarazarse, pues de acuerdo con especialistas las mujeres obesas presentan el doble de riesgos y complicaciones para lograrlo.

De  acuerdo con la ginecóloga Nieves González la mayoría de las mujeres estériles son obesas, y aquellas que logran el embarazo tienen más riesgo de desarrollar durante el embarazo trombo embolismos, diabetes gestacional, hipertensión, preeclampsia, apnea del sueño o infecciones.

Por esto es que la especialista definió a la obesidad como la primera epidemia no infecciosa que afecta a la especie humana, y en el caso particular del embarazo la especialista hizo una comparación entre el funcionamiento de una mujer sana y una obesa a nivel del sistema circulatorio y los cambios a nivel metabólico.

Otra de las adversidades que mencionó la especialista es que en la mayoría de los casos las mujeres obesas en lugar de partos naturales se enfrentan a cesáreas, lo que les representa más riesgos que a las mujeres sanas incluidos los riesgos de la anestesia.

La ginecóloga destacó también que el recién nacido de una madre obesa “se ha desarrollado en un entorno uterino desfavorable que puede condicionar cambios bioquímicos que quedarán grabados a perpetuidad en su sistema metabólico”. “Estos niños tienen un riesgo incrementado de presentar obesidad durante la infancia y en la vida adulta, además de hipertensión, dislipidemia, hipertensión y trastornos cardiovasculares”, advirtió.

   Por todos estos motivos, ginecólogos y endocrinólogos desaconsejan el embarazo en mujeres obesas indicándoles en todo momento la necesidad de planificar sus embarazos y regularizar su peso antes de la gestación.  

   La doctora indicó que la administración de ácido fólico antes de que se inicie el embarazo tiene una gran importancia, ya que permite prevenir algunas malformaciones fetales especialmente frecuentes en la mujer obesa. “Las gestantes obesas requieren una atención específica durante el embarazo, el parto y el postparto, para evitar las complicaciones referidas cuando sea posible, o atenderlas  precozmente si se presentan”, concluyó. (Con información de Europa Press).


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: