Obesidad infantil acelerará males crónicos

Especialista de la UNAM advierte que los niños con obesidad presentarán cuando tengan entre 20 y 30 años enfermedades vasculares cerebrales.

02/09/2010 9:06
AA

Debido al sobrepeso y obesidad, la actual generación de niños corre el riesgo de presentar infartos o enfermedades vasculares cerebrales a la edad de 20 ó 30 años. En México, entre 20 y 50 por ciento de los pequeños ya tienen alteraciones en el metabolismo de los carbohidratos como hiperinsulinismo, intolerancia a la glucosa, glucosa alterada de ayuno o diabetes; dislipidemias (elevación de colesterol y triglicéridos en sangre), e hipertensión arterial, que implican alto riesgo cardiovascular.

El exceso de peso también desencadena hígado graso, litiasis vesicular, alteraciones ortopédicas, asma, apnea del sueño, ciertos tipos de cáncer, depresión, ansiedad y mala calidad de vida, advirtió Ana Lilia Rodríguez Ventura, académica de la Facultad de Medicina (FM) de la UNAM.

Si se desarrolla la diabetes tipo 2 –la más grave expresión de las alteraciones en el metabolismo de los carbohidratos–, en un lapso de 10 a 20 años presentarán insuficiencia renal, amaurosis (pérdida de la vista por daño en la retina) y neuropatías (lesiones en las vías nerviosas), causantes de amputaciones.

En la actualidad, refirió, gran parte de los casos nuevos de diabetes infantil corresponden a ese tipo, cuando antes sólo representaba el dos por ciento; “en lugar de manifestarse a los 40 años de edad, ya se observa hasta en pequeños de ocho”, advirtió.

Con en el paso del tiempo, abundó la especialista, la obesidad también ocasiona problemas ortopédicos en la columna vertebral, la pelvis y las rodillas, condición que no permite hacer ejercicio, o explica el agotamiento.

El impacto será grave, dijo, porque en los jóvenes de 20 a 30 años de edad se podría presentar incapacidad que afecte su ámbito laboral.

Además, a nivel nacional se tendrá que destinar mayor presupuesto para enfrentar este tipo de padecimientos; “lamentablemente, el país no cuenta con las condiciones necesarias para enfrentar esta situación a futuro”.

En México, prosiguió, el sobrepeso-obesidad infantil aumentó de 18.6 por ciento en 1999, a 26 por ciento en 2006. Cerca del 30 por ciento de los infantes sufre ese padecimiento, y tan sólo en el Distrito Federal, el nivel llega hasta el 50 por ciento, “cifra elevada, que a nivel global nos lleva a ocupar el primer lugar”.

Algunos médicos no miden el Índice de Masa Corporal (IMC) de los infantes, y quienes lo calculan no utilizan las tablas por sexo, para confirmar el exceso de peso.

(Fuente: UNAM)


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: