Obesidad, signo de belleza en Mauritania

En Mauritania una mujer es considerada atractiva y casadera si es obesa, por lo que desde jóvenes las mujeres buscan cómo engordar.

23/12/2011 10:34
AA
Mientras en algunos países la delgadez es sinónimo de enfermedad, tanto como la obesidad, y mientras el equilibrio del organismo denota buena salud y se promueve como tal, en países como Mauritania la obesidad femenina es sinónimo de belleza y factor definitivo para poder contraer matrimonio. 
 
Esta situación, que en occidente podría parecer extraña, puede verse en la franja que arranca desde el sur de Marruecos y se extiende hasta el río Senegal, en donde las mujeres son capaces de cualquier cosa para acomodarse en ese patrón de belleza requerido para casarse. 
 
La historia señala que, en el pasado, las niñas eran recluidas en internados y sometidas a dietas con calorías abundantes que constaban de carnes rojas, mantequilla y leche de camello hembra, hasta que tuvieran la talla suficiente para poder ser atractivas para su futuro marido.
 
Hoy en día, de acuerdo con la Asociación de Mujeres Cabeza de Familia en Mauritania, se utilizan otros métodos para ganar talla, como son medicamentos como pastillas o jarabes que sirven para lograr eso que todos llaman “lebluh”, considerado un mito pero del que todos hablan, aunque no precisamente en público al ser considerado un tabú.
 
Los medicamentos que consumen son de venta libre, no requieren receta médica e, inclusive, las muchachas que pretenden ser obesas, recurren a fármacos para engordar animales, como pastillas para que los gansos ganen grasa. 
 
No obstante ser una tradición, existen mujeres que no comparten la misma idea de obesidad como sinónimo de belleza y requisito para no quedarse sin marido. 
 
Para la Asociación de Mujeres Cabeza de Familia en Mauritania esto resulta peligroso, ya que además de los efectos que los fármacos puedan tener en las mujeres, se encuentran los daños colaterales que derivan de la obesidad como son hipertensión, diabetes, enfermedades cardiovasculares y reumatismo.
 
Aun cuando se trata de generar sensibilidad al respecto, un dicho mauritano reza que “la mujer vale todo el oro que cabe en el espacio que ocupa en una estera”, una práctica antigua y tradicional que se ve difícil de erradicar. (Con información de 20 Minutos)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: