Obesidad va de la mano con la depresión

El tratamiento para bajar de peso debe ser integral, deben brindar ayuda al paciente, un nutriólogo, un psicólogo y un medico general.

27/06/2011 8:54
AA

Una de las principales preocupaciones en cuestión de obesidad, son las repercusiones psicológicas que se registran tanto en hombres como mujeres, e incluso en niños, como es el trastorno de la depresión.

Acorde a información del IMSS, la depresión es la enfermedad mental más frecuente en la población y entre las personas con sobrepeso se detona a causa de la falta de aceptación a su problema; el rechazo social que se manifiesta con acciones de burla y la negación de que  participen en eventos como juegos, fiestas, etcétera, entre otros.

En la sociedad actual, se da además el fenómeno de los estereotipos de hombres, mujeres y niños muy delgados, que lo mismo se imponen con muñecas, personajes de televisión, que con modelos, actrices y cantantes, lo cual hace que la persona obesa sienta un mayor rechazo social, en la escuela, el trabajo e incluso dentro de su familia.

Lo más grave es que la depresión puede llevar a extremos como los intentos de suicidio, los cuales van en aumento entre la población adolescente y juvenil.

Entre los síntomas de depresión se encuentran:

  • Sentirse triste, sin esperanza o culpable la mayor parte del tiempo.
  • Perder el interés o dejar de disfrutar las actividades diarias.
  • Problemas para dormir (dormir mucho o muy poco).
  • Sentirse muy fatigado y sin energía.
  • Tener problemas para tomar decisiones o no pensar claramente.
  • Llanto frecuente.
  • Cambios en el apetito o el peso.
  • Pensamientos suicidas.

Por lo anterior, la obesidad requiere de un tratamiento integral, con un nutriólogo que atienda lo correspondiente a la alimentación, médico general o especialistas en caso de registrarse enfermedades crónicas, así como de psicólogos y psiquiatras que ayuden a superar el trastorno de la depresión.

El IMSS destaca que la depresión puede ser tratada, por eso es importante que sepamos reconocerla y acudir con el médico familiar.

 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: