Obesos dejan programas para adelgazar

La impaciencia es el factor principal que evita que las personas con obesidad deserten de los programas para la cirugía.

05/10/2010 12:11
AA

Según los datos de la secretaría de Salud, en el Distrito Federal existen casi un millón de personas que padecen de obesidad.

Todo esto se contrapone a la promoción de la actividad física y cambios en la alimentación que realizan algunas instituciones, ya que los índices de las muertes relacionadas con el sobrepeso van a la alza.

Al parecer todo esto responde a la impaciencia y a la necesidad de bajar de peso sin hacer ninguna clase de esfuerzo. Es por ello que las cirugías para bajar de peso se han convertido en el método más popular porque se obtienen, aparentemente, resultados inmediatos, y porque no requiere mucho esfuerzo.

Sobre todo después de que el gobierno abrió una clínica contra la obesidad mórbida en febrero de 2009, en donde sin ningún costo se realizan cirugías a personas que pesan más de 130 kilogramos. Sin embargo, no todos concluyen el procedimiento debido a la larga lista de espera.

La impaciencia aflora debido a que quienes califican para someterse a la operación, deben seguir un camino muy difícil que pone en tela de juicio el compromiso real que debe mantenerse antes, durante y después de la operación.

Previo a la cirugía se dan diversas charlas en donde se explican las obligaciones y se establecen tanto los lineamientos del tratamiento como las metas que deben conseguirse, de ahí que los pacientes se desanimen argumentando que dichas pláticas les quitan tiempo.

“Al darse cuenta de los esfuerzos que implica el procedimiento activan mecanismos de defensa y empiezan a dar miles de pretextos para ya no continuar. Las personas obesas tienen el pensamiento mágico de que al operarse, entrarán al quirófano obesos y saldrán delgados, lo cual no ocurre”, indicó Elizabeth Munguía, creadora del Centro Integral de Psicología, especializado en atención a personas con obesidad.

De acuerdo con datos proporcionados por la Clínica de Obesidad Mórbida del Hospital Rubén Leñero, previo a la cirugía se da un proceso de cuatro semanas durante el cual el paciente es atendido por especialistas en nutrición, psicología y medicina interna.

El 60% de las personas inscritas en el programa son mujeres, pero hasta el momento, después de dos años, solamente se ha operado a 90 personas de las mil que están inscritas. Las autoridades de la clínica esperan realizar pronto su cirugía número 100, pero las deserciones son cada vez más frecuentes.

Los especialistas de la clínica reconocen que lo que la gente necesita es paciencia y tener un verdadero compromiso para bajar de peso; y hacen hincapié en que la obesidad, muy lejos de ser por causas genéticas, es resultado de los malos hábitos alimenticios y el sedentarismo. (Con información de Excelsior)
 


Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: