Occidentales comen grasa a causa de un gen

Un estudio escocés refirió que la activación de un gen predispone a los occidentales a beber alcohol y comer alimentos grasosos.

15/07/2011 12:25
AA
Los occidentales parecen tener cierta propensión genética a beber alcohol y padecer obesidad, asegura un estudio realizado en Escocia, por investigadores de la Universidad de Aberdeen
 
De acuerdo con el estudio, los investigadores analizaron ADN de europeos y asiáticos, y descubrieron los primeros muestran una genética que los impulsa a comer demasiada chatarra e ingerir mucho alcohol.
 
El doctor Alasdair MacKenzie, líder del estudio, explicó que existe una especie de interruptor que controla la actividad de los genes, en este caso también del gen llamado galanina, el cual determina el gusto del individuo por las comidas grasosas o con muchos carbohidratos.
 
No obstante, la investigación reveló que dicho interruptor parece encontrarse menos activo en las personas asiáticas, a diferencia de los individuos europeos, de ahí que los investigadores relacionen el incremento de la obesidad en occidente con el gen que predispone el gusto por la comida grasosa, al menos en cierto porcentaje. 
 
Pero, según MacKenzie, el ambiente es más determinante en ese sentido, ya que un occidental que se muda a occidente terminará absorbiendo los mismos problemas del sitio en el que vive. 
 
Los estudiosos consideran que esto viene desde la prehistoria, porque los europeos consumían bebidas elaboradas y alimentos ricos en grasas; entonces la selección natural los programó. 
 
También se deprimen
Dentro de la misma investigación, los resultados revelaron que el mismo gen llamado galanina, podría predisponer a los occidentales a sufrir de cuadros de depresión, ya que el gen galanina se produce también en la amígdala que controla la ansiedad y el miedo. 
 
Finalmente, los investigadores confían en que esta predisposición pueda revertirse, o controlarse, tanto para detener el consumo de productos poco sanos para el organismo, como para evitar cuadros de depresión.
 
Para ello sería necesario aprovechar los resultados derivados del estudio y producir fármacos dirigidos específicamente a la función del  interruptor que condiciona el trabajo de dicho gen. (Con información de BBC)
 

Tags

Agregue su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada

Iniciar Sesión

Si todavía no tienes cuenta con nosotros:

Recupera tu cuenta

Sexo

Elige los temas que te interesan: